La inversión extranjera en deuda pública cae en 80.000 millones hasta junio

  • Todavía acumula más de un tercio del total con 203.271 millones de euros, aunque los bancos españoles ganan peso y apoyan con decisión al Tesoro en las emisiones a largo plazo

La inversión extranjera en deuda pública española ha bajado en 78.168 millones (un 27,7%) en los seis primeros meses del año, al situarse en 203.271 millones de euros, frente a los 281.439 millones que alcanzó al cierre de 2011. Según datos de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera a los que tuvo acceso Europa Press, los inversores foráneos acumulaban al cierre del mes de junio el 35,24% de la deuda soberana española, frente al 50,48% que sumaban el año pasado.

Los mayores descensos se registraron en los meses de febrero y marzo (24.832 y 24.994 millones, respectivamente). En mayo, la caída se moderó, ya que los extranjeros redujeron su inversión en deuda sólo en 922 millones, aunque en junio ha vuelto a caer en 9.235 millones.

A pesar del descenso en los seis primeros meses, los inversores extranjeros siguen siendo el colectivo que más deuda pública acumula, seguidos de las entidades de crédito, que tienen el 30,90% del total.

Las entidades financieras han registrado el comportamiento contrario a los inversores extranjeros, lo que ha hecho que eleven su exposición a la deuda soberana española en 83.835 millones en lo que va de año, un 88,8%, hasta 178.213 millones. Así, la inversión en todo tipo de deuda por parte de la banca ha vuelto a marcar un máximo histórico, al crecer en 15.954 millones tras la leve moderación de mayo, superando así los registros existentes en el Tesoro.

Según los analistas consultados, esto ocurre porque son las entidades financieras españolas las que están apoyando fuertemente las emisiones del Tesoro y elevando así su nivel de deuda gracias a las intervenciones del BCE. Sobre todo están apoyando las emisiones de bonos y obligaciones, el papel a más largo plazo que emite el Tesoro, ya que cuentan con 159.748 millones en este tipo de deuda, 83.405 millones más que a cierre de 2011 (+109,6%) y el 31,67% del total. Por su parte, las administraciones públicas, que habían acelerado su compra de deuda en mayo, la han moderado en junio en 4.064 millones y cuentan ahora con el 14,37% del total. En lo que va de año, han elevado en 13.329 millones el nivel acumulado y suman ahora 82.896 millones, frente a los 68.456 millones de cierre de 2011.

Por detrás de las administraciones públicas se sitúan las entidades de seguros, con el 6,22% del total (35.891 millones); los fondos de inversión, con el 5,57% (32.125 millones) y los fondos de pensiones, con el 3,10% (17.885 millones).

Los que menos deuda acumulan son las empresas no financieras, con el 2,60% (15.025 millones); otras instituciones financieras, con el 1,03% (5.967 millones) y las personas físicas, en el último lugar, con el 0,96% del total (5.544 millones).

Los analistas consultados admiten que el hecho de que se reduzca la inversión foránea en deuda española no es una buena señal, porque siempre hay una razón detrás, aunque creen que es lo que cabía esperar dadas las tensiones de los mercados y las dudas sobre los países periféricos ante el riesgo de que Grecia abandone el euro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios