El miedo a la crisis hunde a las bolsas

  • El plan lanzado por los principales bancos centrales para dotar de liquidez a los mercados no convence a los inversores · El Íbex 35 cerró ayer con una caída del 2,27% y perdió la referencia de los 15.500 puntos

La amenaza de la crisis crediticia se ha hecho fuerte en la conciencia de los inversores, que ayer se dejaron llevar por el miedo, infligiendo con ello un severo castigo a las principales bolsas del mundo. De nada sirvió el entusiasmo con el que inicialmente acogieron la actuación concertada de los bancos centrales de Europa y Norteamérica para asegurar la liquidez de los mercados. La jornada fue negra, y demostró que el temor al impacto del pinchazo hipotecario continúa vivo, de modo que toda medida parece insuficiente ante la incertidumbre existente en torno al alcance real del mismo.

La confirmación del Banco Central Europeo (BCE) de que no le temblará el pulso para subir los tipos de interés si la inflación sigue descontrolada no hizo más que profundizar en la herida de las plazas del Viejo Continente. En Madrid, el Íbex 35 registró su mayor caída desde el pasado 7 de septiembre, con un retroceso del 2,27 por ciento, hasta los 15.499,20 puntos. La misma tónica siguió el Índice General, que se dejó un 2,19 por ciento, en una sesión aciaga que deslució por completo el estreno más esperado del año: Iberdrola Renovables -ver texto adjunto-.

Las cosas no evolucionaron mejor en el resto de las grandes bolsas europeas. El FTSE 100 londinense fue el que peor parado salió, con un retroceso del 2,98 por ciento, seguido del CAC 40 parisino, cuyo balance intradía arrojó una caída del 2,65 por ciento. Algo más modestos fueron los descensos del DAX de Fráncfort y el Mibtel de Milán, con un 1,83 y un 1,64 por ciento, respectivamente.

El cierre bajista de la Bolsa de Tokio, con un recorte del 2,48 por ciento en el Nikkei, presagiaba ya la sesión que le esperaba a los parqués del resto del mundo. Wall Street, por su parte, reaccionó confirmando que el rojo sería el color predominante en todos los mercados de referencia. Y lo dejó claro desde su apertura: la cotización de sus índices empezó a la baja, lastrado, al igual que en el resto de las bolsas, por la dudas sobre los planes de los bancos centrales. Bastante poco ayudó la publicación de datos esperanzadores para la economía estadounidense, como el descenso de las peticiones de subsidios por desempleo o el crecimiento, en un 1,2 por ciento, de las ventas minoristas en noviembre. A media sesión, el Dow Jones perdía un 0,39 por ciento, mientras que el tecnológico Nasdaq se dejaba un 0,76.

Tampoco insufló ánimos el hecho de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) elogiara la actuación liderada por el BCE y la Reserva Federal de EEUU (Fed).

De vuelta al parqué español, sólo Red Eléctrica (REE) se salvó de la quema en el Íbex 35, al apuntarse un 2,16 por ciento. En el lado de los recortes, Altadis registró el más leve, con un 0,02 por ciento.

Bastante más acentuados fueron los recortes para Iberdrola, que cayó un 2,75 por ciento, después de que rebajaran su calificación crediticia. Asimismo, resultaron significativas las pérdidas de Telefónica (2,5 por ciento), Banco Santander (2,14), BBVA (1,85) y Repsol YPF (1,42). No obstante, los mayores descensos los sufrieron los valores vinculados al ladrillo. Así, Sacyr Vallehermoso bajó un 5,47 por ciento y Ferrovial y Colonial lo hicieron un 4,41. No muy lejos acabó Inditex, cuyos títulos se dejaron un 4,62 por ciento.

En el mercado continuo, resaltó la bajada del 6,81 por ciento de AISA, mientras que Inmobiliaria del Sur encabezó las ganancias, con un alza del 6,33 por ciento. El efectivo negociado se situó en 6.792 millones de euros, de los que 860 procedieron de operaciones pactadas por inversores institucionales.

En el mercado de divisas, el euro se sumó al balance negativo del día y su cotización frente al dólar se contrajo -el BCE colocó el cambio oficial en 1,4683 unidades-. En el de las materias primas, el petróleo tampoco se desmarcó de las bajadas, perdiendo buena parte de las ganancias logradas el miércoles. El barril de Brent (de referencia en Europa) se situó en 92,50 dólares, y el de Texas lo hizo en 92,32.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios