La morosidad marca un nuevo récord en agosto y alcanza el 10,5%

  • El volumen de créditos alcanza los 178.579 millones de euros, lo que supone un incremento del 39,7%.

Comentarios 5

La recesión y el afloramiento de créditos de difícil cobro del sector inmobiliario sigue presionando al alza la morosidad del sistema financiero, que en agosto alcanzó los 178.579 millones de euros, una cifra que equivale al 16,6% del PIB y con la que marcó su tercer récord consecutivo.

Según los últimos datos del Banco de España, al cierre de agosto el volumen de créditos dudosos de los bancos cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito que operan en España, los citados 178.579 millones de euros, elevaban la tasa de morosidad al 10,51%. Es la primera vez que los datos provisionales arrojan una morosidad por encima del 10%, pero realmente el sistema financiero español superó esa cota el mes de julio.

Los datos definitivos para ese mes del Banco de España registraron un volumen de créditos dudosos de 173.236 millones, 3.906 millones más que los anunciados en su día, con lo que la morosidad de julio fue en realidad del 10,09%. Durante la actual crisis económica, la morosidad está pulverizando todos los récords. En la crisis de los noventa la cota más alta fue del 9,1% (febrero de 1994), un nivel ya superado en junio de este año.

Desde abril de 2011, la morosidad no ha dejado de subir mes a mes y las previsiones de los expertos apuntan a que continuará incrementándose. El profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), Miguel Angel Bernal, señala que la morosidad aumentará en los próximos meses y que se mantendrá por encima del 10% durante el año 2013. En el mismo sentido, Ignacio Cantos, analista de ATL Capital, ve factible que suba más, ya que la creación del banco malo va a dar "otra vuelta de tuerca" a la baja al precio de la vivienda, uno de los principales focos de morosidad.

La principal razón del elevado volumen de créditos de dudoso cobro, que ya representan una cantidad equivalente al 16,6% del Producto Interior Bruto (PIB), es la recesión económica, que ha continuado durante el segundo trimestre en niveles similares al trimestre anterior (-0,4%), según avanzó el titular de Economía, Luis de Guindos, esta semana. Y será la reactivación de la economía el factor que contribuya decisivamente a la reducción de la tasa de mora. "Lo que la destruye (a la morosidad) es el crecimiento económico, el aumento de la renta de los ciudadanos y el beneficio empresarial", indica Bernal.

Por otro lado, la reestructuración del sistema financiero también ha contribuido a elevar la morosidad por el efecto que ha tenido a la hora de descubrir créditos dudosos. Para Cantos, los datos de morosidad parecen indicar que la "patada hacia adelante" en el tema inmobiliario se ha acabado y las entidades están reconociendo la realidad, lo que hace aflorar préstamos con dificultades de cobro.

Al cierre del mes de agosto la cartera crediticia total era de 1,69 billones de euros, un 1,05% inferior a la que había el mes anterior (1,71 billones).

Respecto a agosto de 2011, el volumen de créditos morosos, que son los que llevan tres meses consecutivos de impago, ha pasado de 127.785 millones de euros a 178.579 millones de euros, lo que representa un incremento del 39,7%. La mora de los establecimientos financieros de crédito (EFC) -entidades que conceden principalmente financiación para comprar automóviles, muebles, televisores y otros bienes de consumo- está en el 8,97%, la misma tasa que tenía en el mes de julio, con un volumen de crédito dudoso de 3.541 millones de euros.

En el último año, la tasa de morosidad de los EFC apenas ha variado (9% en agosto de 2011). El resto de entidades -el Banco de España no desglosa los datos de bancos, cajas y cooperativas- registró un volumen de dudosos de 174.043 millones de euros respecto a una cartera de 1,63 billones, lo que arroja una tasa de mora del 10,6%, frente al 7,1% que había en agosto de 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios