El gas natural se sube a la cuesta de enero y costará un 4,8% más

  • El kilovatio/hora subirá una media de 0,47 euros para los particulares, mientras que las pymes afrontarán un alza del 4,2% · La CNE detecta "graves defectos" en la propuesta de Industria sobre tarifas de último recurso

Comentarios 0

Como viene siendo tradicional, el año que toca a su fin se despide con la actualización de las tarifas de numerosos servicios públicos, que desde el primer día del ejercicio siguiente resultarán, por lo general, más caras. Éste es el caso del gas natutral que, a partir del próximo martes, subirá para los consumidores domésticos una media del 4,8 por ciento (0,47 euros por kilovatio/hora), un repunte que para las pymes será del 4,2 por ciento (0,33 euros KWh). La subida de este producto de primera necesidad, por lo tanto, rebasará en casi un punto el cierre del IPC de 2007, lo que supone más sacrificios para el bolsillo.

Según el informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sobre el borrador de las tarifas gasistas propuestas por el Ministerio de Industria, el recibo del gas de los hogares con menor consumo (igual o inferior a 5.000 KWh anuales) crecerá un 4,93 por ciento, lo que se traducirá en una subida de 0,51 euros por KWh. En cuanto a los particulares con mayores consumos (entre 5.000 y 50.000 KWh anuales), grupo en el que se enmarca el grueso de los clientes domésticos, avanzará un 4,84 por ciento ( 0,44 euros por KWh).

Las tarifas que pagan las pymes y las pequeñas industrias también están divididas en dos subtramos. En el primero de ellos, en el que se encuentran los consumos que oscilan entre los 50.000 y los 100.000 KWh anuales (un restaurante, por ejemplo), el aumento medio será del 4,4 por ciento, cifra que supondrá 0,348 euros más por cada KWh. Por último, la tarifa de las industrias con consumos por encima de los 100.000 KWh anuales (un hotel u hospital), aumentará un 4,17 por ciento o, lo que es lo mismo, 0,32 euros por KWh consumido.

Actualmente, las tarifas del gas natural se revisan cada tres meses, siempre y cuando el coste de la materia prima suba o baje más de un 2 por ciento. El consejo de administración de la CNE aprobó el pasado jueves su informe sobre la propuesta de Industria, en la que también abordaba un nuevo sistema para determinar las futuras tarifas de último recurso y sobre la que la CNE detecta "graves defectos" -está previsto que en julio de 2008 se liberalicen plenamente las tarifas y entren en funcionamiento las del último recurso-. El regulador energético considera que el borrador de orden no determina la tarifa de último recurso, sino que establece la tarifa de venta que transitoriamente deben aplicar los distribuidores.

La CNE también insta al ministerio que dirige Joan Clos a introducir cambios para calcular el coste de la materia prima (variable a tener en cuenta en el cálculo de las variaciones de tarifas) y a que las facturas del gas que incluyan información de los conceptos utilizados en su estimación.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios