La patronal bancaria advierte que las comisiones serán la norma en diez años

  • Los clientes tendrán que acostumbrarse a pagar "de manera explícita", dice el presidente de la AEB

Comentarios 1

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, advirtió ayer que en la próxima década los clientes "tendrán que acostumbrarse a pagar de manera explícita" por los servicios bancarios que ahora pagan de manera "menos transparente". "Esto no será fácil ni pacífico, como tampoco lo es en el ámbito de la prensa o de las creaciones intelectuales en cine, música o literatura", afirmó durante su intervención en un foro.

Desde su punto de vista, dentro de diez años el cobro de los servicios prestados por la banca "será norma, por mucho que, de momento, las estrategias comerciales de atracción de clientes basadas en la gratuidad de las comisiones sigan formando parte de las herramientas de diferenciación de algunas entidades que necesitan reforzar su atractivo en el corto plazo". Roldán entiende que pagando por los servicios se podrá comparar entre los distintos proveedores -"probablemente no todos bancarios"- para decidir cuál le ofrece mejor calidad al menor coste.

Insistió en que el negocio bancario se centra en la financiación, pero las entidades ofrecen también una serie de servicios auxiliares, como servicios de pago o custodia de valores, "en los que el usuario aprecia especialmente la seguridad que le ofrece la intervención de su banco en cualquier transacción". "Este factor de seguridad y de confianza del cliente constituye un elemento competitivo de primer orden a favor de las entidades bancarias y en detrimento de los nuevos operadores digitales que puedan surgir en estos ámbitos".

Roldán afirmó, por otro lado, señaló las fusiones son una buena manera de solucionar los problemas de eficiencia de la banca española y, si ocurren en el futuro, serán "amistosas y bendecidas por el supervisor". También afirmó que el proceso de reducción de oficinas continúa, puesto que la presión sobre la rentabilidad derivada de los bajos tipos de interés obliga a mejorar la eficiencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios