Más de 400 personas engrosan cada día las listas del paro andaluz

  • La EPA confirma que la crisis suma casi un cuarto de millón de nuevos parados · España sufre la mayor subida de la tasa del desempleo desde 1993, que se sitúa en el 9,6%, y en la región, en el 14,8%

Comentarios 6

La desaceleración llega a España. ¿A toda? No. Todavía hay algunas regiones, como el País Vasco, que se resisten a la crisis invasora y mantienen una situación de pleno empleo técnico. Pero Andalucía no es una de ellas. Más de 400 personas se apuntaron cada día a las listas del desempleo andaluzas en el primer trimestre de 2008, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

La tasa de paro volvió a repuntar en la Comunidad ocho décimas hasta el 14,83%, sumando 37.500 nuevos desempleados. Con todo, la cifra no es tan nefasta como la del último trimestre de 2007, cuando Andalucía aportó dos tercios del desempleo nacional. En esta ocasión, la participación andaluza en el cómputo global se reduce a la mitad, y sólo suma el 18% de los 246.000 nuevos parados registrados en España. Además, puede presumir de la creación de 3.100 nuevos empleos, que no fueron suficientes para absorber un fuerte incremento de la población activa de más 137.000 personas. Aun así, la tasa de ocupación volvió a subir hasta el 57,14%.

Estos datos no significan que Andalucía tenga motivos para enorgullecerse, sino que esta vez ha sido la tuerta en un reino de ciegos. España ha sufrido el mayor repunte de la tasa de paro desde 1993, que ha pasado en un solo trimestre del 8,60 al 9,63%. La cifra de parados asciende a 2.174.000 personas, la más elevada desde el tercer trimestre de 2004. Y por si fuera poco, Cataluña o Madrid, que han ejercido tradicionalmente de locomotoras laborales, ya destruyen empleo.

No todas las provincias andaluzas se comportaron igual. Jaén, Córdoba y Huelva han conseguido disminuir la tasa de paro, aunque ninguna llega a situarse por debajo del 11%. En cambio Cádiz se afianza como el farolillo rojo de España, con el 18,4% de su población activa a la búsqueda de trabajo. Sólo Melilla es capaz de superar esa cota, aunque el INE matiza que los datos de la ciudad autónoma no son fiables por ser muestras muy pequeñas.

En números contantes y sonantes, Sevilla es la provincia andaluza con mayor número de parados sumando un total de 124.700 personas. Solo Madrid y Barcelona son capaces de empeorar este registro, aunque en términos cualitativos están a años luz porque su tasa de paro es prácticamente la mitad del 14,17% sevillano.

Málaga, Granada, Cádiz y Almería comparten el dudoso honor de ser las provincias donde disminuyó la cifra de ocupados. En total suman, 33.700 empleos destruidos, de los que 25.000 corresponden a Málaga y Almería.

Por sectores, la EPA constata en Andalucía un incremento de 11.000 puestos de trabajo en comercio y hostelería, gracias a la celebración de la Semana Santa en marzo, una época de gran auge turístico. En cambio, la construcción y las actividades inmobiliarias sumaron un recorte de 22.000 ocupados. Por lo tanto, habrá que cruzar los dedos para que el sector servicios mantenga su actividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios