El piloto de la conversión de la caja en banco

  • Bajo la batuta de Isidro Fainé, la entidad ha vivido su etapa de mayor expansión y apogeo.

Bajo la batuta de Isidro Fainé, La Caixa ha vivido una etapa de expansión y apogeo. El banquero catalán ha sido el artífice de la bancarización de la antigua caja de ahorros, de su expansión dentro y fuera de España, y de su compromiso firme con la sociedad.

Fainé se incorporó a La Caixa a finales de 1981, pero no sería hasta 1999 cuando se haría con el puesto de director general. Desde entonces y hasta hoy -han transcurrido 16 años- el banco ha logrado dar un salto cuantitativo: ha multiplicado por 4,6 su tamaño, con unos activos que rozan los 345.000 millones de euros, y ha doblado el número de clientes, hasta los casi 14 millones actuales. Asimismo, ha quintuplicado prácticamente los créditos -hasta 206.437 millones en 2015- y cuadruplicado los recursos -296.599 millones-.

Un balance nada desdeñable para este Doctor en Ciencias Económicas, ISMP en Business Administration por la Universidad de Harvard y diplomado en Alta Dirección por el IESE, que asumió la presidencia de La Caixa en 2007 y, posteriormente, con la transformación del grupo, se convirtió en el presidente de Caixabank, de la Fundación Bancaria y de Criteria.

Nacido en Manresa (Barcelona) en 1942, Fainé es un hombre hecho a sí mismo, hijo de una humilde familia de campesinos que empezó a trabajar de muy joven para pagarse los estudios y que a base de tenacidad, esfuerzo y ambición ha llegado a ser uno de los hombres con más poder del país. Los que le conocen destacan su faceta humana y su mirada visionaria del negocio financiero. Prudente y con un carácter optimista, una de las claves de su éxito es su liderazgo en positivo, su permanente disposición al diálogo y la facilidad para crear equipos profesionales con talento. Ha sido el principal impulsor de la red de oficinas de la entidad, que ha recorrido sin cesar a lo largo de su trayectoria.

Su impronta se refleja en la transformación de la entidad. Fue el impulsor, junto al anterior presidente de La Caixa, Ricard Fornesa, de la salida a bolsa de Criteria, la sociedad encargada de llevar a cabo la estrategia inversora y la expansión internacional del grupo. Un primer paso que continuó en 2011 con el debut en el parqué de Caixabank, el banco a través del que La Caixa ejerce su actividad financiera. La reorganización se culminó en 2014 con la conversión de La Caixa en Fundación Bancaria.

Fainé ha sido siempre un defensor acérrimo de las cajas de ahorro, un modelo singular al que le veía la ventaja de tener una finalidad social de la que carecían otro tipo de entidades financieras. Su empeño por contribuir a la construcción de una sociedad mejor ha estado siempre como telón de fondo de su trabajo, de ahí su especial mimo a la Fundación, que destinará más de 2.000 millones de euros a obra social en los próximos cuatro años.

Su éxito en las finanzas ha erigido a Caixabank en la entidad financiera líder del mercado español. Tiene una cuota de penetración de particulares del 28,3%, más de 5.000 oficinas y más de 9.500 cajeros. Además, también ostenta el liderazgo en banca on line, con 4,8 millones de clientes, y en banca móvil, con 2,8 millones.

Bajo la presidencia de Fainé, la entidad, además, ha contribuido al proceso de consolidación del mercado bancario español con la compra del negocio de banca privada en España de Morgan Stanley (2008), la integración del negocio bancario y de gestión de fondos de Bankpime (2011), la fusión por absorción de Caixa Girona (2010), la integración de Banca Cívica en 2012 (Cajasol, Caja Navarra, CajaCanarias, Caja de Burgos y Caja de Guadalajara), la adjudicación de Banco de Valencia (2013) y, en 2015, la compra del negocio en España de Barclays Bank.

Al banquero catalán también hay que atribuirle gran parte de la progresiva expansión internacional de Caixabank, con una actuación a través de dos vías complementarias: la apertura de oficinas operativas y de representación y la adquisición de participaciones en entidades financieras de determinados países (BPI en Portugal o en la austríaca Erste Bank).

Fainé es vicepresidente de Telefónica, vicepresidente primero de Repsol y consejero de BPI, The Bank of East Asia, Gas Natural y de Suez Environnement Company. Además, fue consejero de Abertis (Acesa) desde 1979 a 2015. Actualmente, ocupa la presidencia de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios