La precarización del mercado laboral andaluz continuó en 2015

  • CCOO concluye en un reciente informe que los contratos temporales y a tiempo parcial se incrementaron el pasado año

CCOO de Andalucía no se cree un ápice los mensajes esperanzadores lanzados desde el Gobierno central, actualmente en funciones, o desde la Junta de Andalucía sobre que la crisis económica ya ha quedado atrás. Los partidos políticos con responsabilidad de gobierno y con disponibilidad de gestionar el dinero público llevan meses asegurando que España y Andalucía han comenzado a recorrer la ansiada senda de la creación de empleo. Sin embargo, un extenso informe sobre la contratación y la calidad del empleo en Andalucía elaborado por CCOO demuestra la irrealidad de esta afirmación.

Como principal marco sobre el que entender posteriores puntualizaciones del estudio hay que remarcar que mientras que en la Unión Europea la tasa de desempleo ha oscilado entre el 9% y el 10,5% -con un indicador actual del 9,4%- desde 2009, en Andalucía los porcentajes del paro han basculado entre el 25,2% y el 36,2%, cerrando el pasado año en el 31,5%. "Estos diez puntos de diferencia con el resto de España tienen que encender todas las alertas para orientar todas las políticas económicas en la lucha contra el paro", afirma la secretaria de Empleo y Política Institucional de CCOO Andalucía, Nuria López.

Que el desempleo andaluz triplique al europeo tiene su cara más amarga en las 347.000 personas que llevan más de cuatro años sin trabajo en la comunidad autónoma -que suponen el 27,3% de los parados andaluces-. A esta dura realidad se suma que sólo una de cada tres personas sin ingresos laborales recibe alguna prestación, por lo que hay alrededor de 900.000 andaluces que no tienen ni trabajo ni ayudas por este motivo.

Sin embargo, donde más incide el informe realizado por la organización sindical es en la calidad de empleo. Según sus datos, extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica el Instituto Nacional de Estadística, el 35,5% de la población asalariada de Andalucía está sujeta a un contrato temporal. Una fórmula de contratación que ha venido aumentado desde 2013. "Está temporalidad se ha incrementado sobre todo en los colectivos que ya padecen mayor precariedad laboral, tal y como sucede con los jóvenes que elevan su tasa por encima del 80% entre quienes no superan los 25 años de edad", asegura el estudio de CCOO. Por provincias, la mayor tasa de temporalidad la sufre Almería (45,2%), seguida de Huelva (44,7%) y Jaén (37%).

En el otro lado de la balanza, se encuentra la creación de empleo indefinido. En Andalucía, en 2015, la firma de este tipo de contratos fue del 3,6% -menos de la mitad de la referencia nacional-, una cifra muy similar a la registrada desde 2011. Entre los menores de 25 años, este tipo de contratación baja hasta el 2,1%. Por provincias, Jaén es la que sale peor parada con un 1,7%, seguida de Huelva (2,2%) y Córdoba (2,5%).

La reducción de las jornadas laborales es el tercer vértice sobre el que se fundamenta el triángulo de la precarización andaluza, ya que en 2015 fue el primer año en el que la firma de este tipo de contrato de trabajo alcanzó la barrera del 20%. Así, uno de cada cinco andaluces que trabaja no lo hace a jornada completa. El 75% de ellos por la incapacidad de encontrar un empleo de otro tipo. Por último, la precarización se vislumbra al reflejarse que este tipo de contratos han ido incrementándose desde 2010 hasta alcanzar el 29,6% del total en 2015.

Para la secretaria de Empleo y Política Institucional de CCOO las soluciones pasan, sobre todo, por la derogación de la reforma laboral del PP en 2012 y por un cambio en la mentalidad del empresariado. "El Gobierno central es el que tiene la sartén por el mango y hasta ahora han beneficiado especialmente a las grandes empresas. Em Andalucía es imprescindible que los empresarios abandonen el cortoplacismo y la tentación de aprovecharse de que existan tantas personas sin empleo", concluye López.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios