El presidente de Pescanova vendió 32 millones en acciones sin comunicarlo a la CNMV

  • La compañía dice que el objetivo de Fernández de Sousa con esta operación era "dar liquidez" al grupo

El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, vendió casi la mitad de su participación en la compañía entre los meses de diciembre de 2012 a febrero de 2013 en operaciones en el mercado por un importe total de más de 32 millones de euros, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, y según la notificación con fecha de este lunes con entrada en el registro a las 15:00 horas, Fernández Sousa llevó a cabo numerosas operaciones de venta de su participación desde el pasado 4 de diciembre hasta el 27 de febrero, deshaciéndose de un total de 1,98 millones de acciones del grupo de congelados, representativos del 6,9% del capital, a precios entre un máximo de 17,7 euros y un mínimo de 13,6 euros.

Según la Ley del Mercado de Valores, todos los consejeros de compañías cotizadas están obligados a comunicar cualquier movimiento significativo en sus participaciones en el plazo de cuatro días hábiles bursátiles. Fernández Sousa podría haber vulnerado esta normativa en los plazos de la comunicación al supervisor bursátil de su movimiento de participación. Además, el pasado 11 de marzo el organismo presidido por Elvira Rodríguez ya ordenó abrir una investigación para determinar "la existencia de posibles indicios de comportamientos de abuso de mercado" por parte de Pescanova, de sus administradores o de terceras personas.

En un comunicado, la compañía señaló este lunes que Fernández Sousa, que se mantiene como el primer accionista de la compañía con una participación del 7,45%, llevó a cabo esta venta de títulos, con "importantes pérdidas", con el fin de "aportar liquidez" al grupo. Pescanova subrayó que su presidente aportó a la CNMV los documentos que acreditan la entrega a la compañía de estos préstamos a principios de febrero.

Por otro lado, Pescanova también presentó este lunes ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra la solicitud de concurso voluntario de acreedores, en cumplimento del acuerdo adoptado por el consejo de administración de la compañía el pasado 4 de abril, y ha elegido a la consultora KPMG.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios