El presidente de Samsung dimite tras las acusaciones por evasión de impuestos

  • El presidente del grupo industrial surcoreano Samsung, Lee Kun Hee, anunció este martes su retiro, una semana después de haber sido acusado de evasión de impuestos y abuso de confianza

Lee, de 66 años, pidió ante las cámaras de la televisión surcoreana disculpas por el malestar que han causado las investigaciones contra la compañía y asumió su total responsabilidad, "tanto legal como moralmente", por el escándalo.

Al mismo tiempo, Samsung anunció un plan de refomas que incluye la disolución del departamento de planificación estratégica, que coordina las actividades del grupo y que es considerado el centro del poder del mayor conglomerado industrial de Corea del Sur.

El pasado jueves, fiscales especiales habían levantado acusación contra Lee y otros nueve directivos de Samsung. Según la acusación, el presidente de Samsung utilizó casi 1.200 cuentas registradas bajo nombres diferentes para realizar transacciones accionarias y evadió el pago de impuestos por casi 113.000 millones de won (unos 72 millones de euros o 115 millones de dólares).

Sin embargo, la principal acusación, el pago de sobornos a funcionarios públicos, fue retirada por falta de pruebas. El cargo de abuso de confianza se basa en acusaciones que atribuyen a Lee un papel importante en la transferencia ilegal de poder en Samsung a su único hijo, Lee Jae Yong.

En caso de ser declarado culpable, Lee puede ser condenado a cinco años de prisión y al pago de una elevada multa.

Las investigaciones contra Samsung se pusieron en marcha después de que un ex abogado de la compañía acusara a ésta de haber creado cuentas ilegales para el pago de sobornos.

Lee Kun Hee asumió el control de Samsung en 1987, tras la muerte de su padre, el fundador de la compañía. En 1996 había sido condenado por el pago de sobornos a dos ex presidentes surcoreanos. Sin embargo, la sentencia fue suspendida y Lee recibió un indulto presidencial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios