Los productos de consumo básicos se encarecen un 7,7% en Andalucía

  • La leche y los carburantes propician un ascenso del 7,5% a nivel nacional

Las familias continúan estando entre las grandes víctimas de la actual coyuntura económica. Así lo reflejan datos como los publicados ayer por Caixa Catalunya, según los cuales los productos de consumo más frecuente se encarecieron el pasado febrero un 7,7% en Andalucía, dos décimas por encima de la media del conjunto del país. Esta particular cesta de la compra incluye aquellos bienes y servicios que son adquiridos de forma recurrente por los hogares, y los organiza en cuatro categorías: alimentos básicos (pan, carne, pescado, leche, huevos, frutas, hortalizas, legumbres y patatas), tabaco, transporte (público y privado) y ocio (esparcimiento, publicaciones, restaurantes, bares y cafeterías).

Esos productos representan en torno al 38,1% del IPC andaluz, un peso que para el índice nacional es del 36,9%. Teniendo en cuenta esa proporción, es lógico que la variación de sus precios influya en la propia evolución de la inflación. Aunque para el caso andaluz Caixa Catalunya no aporta ninguna estimación concreta, en el conjunto del territorio nacional estos artículos básicos contribuyeron en un 63,5% al alza del índice entre agosto de 2007 y febrero de este año. Por categorías, las que tienen mayor incidencia en el IPC son las del ocio y los alimentos básicos.

En cuanto a los artículos que más tiraron en febrero del alza de la cesta de consumo frecuente, Caixa Catalunya destaca la leche, que subió un 28% interanual; los bienes y servicios relativos a vehículos (incluye carburantes y combustibles), cuyos precios se elevaron un 14%; y los huevos y el pan, con sendos ascensos del 12%. Teniendo en cuenta que el IPC general se colocó en febrero en el 4,4%, el índice que mide el comportamiento de los productos básicos (repuntó un 7,5% a nivel nacional) mantuvo con él un diferencial de 3,1 puntos. En la comunidad andaluza, ese diferencial fue de 4,3 enteros.

En la comparación por comunidades autónomas -ver gráfico superior-, Canarias figura a la cabeza, con un aumento de los productos y servicios de consumo recurrente de casi el 9%; le siguen Castilla-La Mancha y Cantabria (ambas con un 8%); Murcia, Castilla y León y Extremadura (7,9%), y Baleares (7,8%). El quinto puesto en la clasificación le correspondió a Andalucía (7,7%), mientras que Madrid ocupó el último, con una subida de la cesta del 7,1%.

En agosto de 2007, primer mes tomado como referencia en el informe de Caixa Catalunya, el encarecimiento interanual de estos productos en el mercado andaluz fue del 3,4%, la mitad que en febrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios