La última propuesta de Isofotón reduce el ERE a 295 personas

El periodo de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Isofotón terminó ayer y todas las cartas, salvo cambios de última hora, están encima de la mesa. La dirección y el comité de empresa se reunieron en el Palacio de Ferias y no hubo acuerdo, por lo que los representantes de los trabajadores, tras aprobarlo en asamblea, votarán en contra del plan propuesto por la compañía.

Isofotón rebajó los despidos en otras cinco personas, hasta contabilizar un total de 295 afectados -la propuesta inicial el 22 de febrero eran 380 despidos y hace unos días lo disminuyó a 300-. Junto a ese menor número de despidos, Isofotón aseguró a través de un comunicado de prensa que su última propuesta mejora la indemnización para las salidas voluntarias, incrementa las indemnizaciones por recolocación diferida cuando no haya oferta de trabajo, se compromete a recolocar personal en un plazo de dos años en lugar de tres, y aumenta en 40 personas los empleos a tiempo parcial.

La empresa esperará una respuesta del comité hasta el 17 de abril y "si desafortunadamente es imposible llegar a un acuerdo con la parte social, la empresa unilateralmente presentará un plan social que no tiene por qué coincidir con lo propuesto hoy [por ayer]", indicó. En cualquier caso, la compañía cree que aún "es posible un escenario de acuerdo al ser su propuesta buena para el futuro de la compañía y una alternativa social favorable para los trabajadores afectados".

Ese pacto, por ahora, parece estar lejano. Una asamblea de trabajadores votó ayer en contra. Miguel Ruiz, delegado sindical por CSIF, aseguró que el plan "es inadmisible porque, aparte de los despidos, los que se quedan van a perder un 30% de salario". La empresa ofrecía 20 días de indemnización por año trabajado, el comité pedía 35 y, al final, la compañía accedió a abonar 23 días. En los próximos días se verá cómo queda definitivamente el ERE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios