El puerto de Málaga opta a la carga del hierro de las minas de Alquife

  • El proyecto, al que el Ayuntamiento de Almería ha puesto trabas, cuenta con más de 200 millones de inversión · Málaga cuenta con la ventaja de la conexión ferroviaria

Comentarios 1

La polémica que enfrenta a los políticos de Almería tras conocerse la intención de la empresa Minas de Alquife Holding de volver a transportar el mineral de hierro granadino por el puerto almeriense puede beneficiar directamente a Málaga. Según ha podido conocer este periódico, desde la Autoridad Portuaria y de la Confederación de Empresarios de Málaga se sigue muy de cerca la evolución de los acontecimientos. Un rechazo frontal del Ayuntamiento de la capital almeriense podría poner de inmediato sobre la mesa la propuesta de Málaga para hacerse con el transporte del mineral de hierro.

Por el momento, no existe propuesta formal, pero según ha podido conocer este periódico, el interés del puerto de Málaga en hacerse con este transporte se han vuelto muy intenso en los últimos días. Además, el recinto malagueño cuenta con la ventaja que supone su inclusión en el corredor mediterráneo a través de la conexión con Antequera, gran centro logístico de Andalucía.

A su favor juega que una gran parte de las líneas de ferrocarril ya están construidas. Desde Alquife existe un trazado de unos 80 kilómetros que sería necesario remodelar hasta Granada ya que lleva años abandonado; desde allí, existe una línea de alta velocidad que, a través de Antequera conectaría las dos capitales y dejaría fuera a Almería. En su contra, el coste que sería más alto que lo que la empresa tenía previsto, es decir, poner de nuevo en funcionamiento (y soterrado) el tramo que falta desde la estación Intermodal hasta las instalaciones del muelle de Ribera en las inmediaciones de la actual Estación Marítima y desde allí (en superficie) hasta el muelle de Pechina para proceder a las labores de descarga del mineral.

Las páginas 52 y 53 de la Memoria del Proyecto de Reapertura de las Minas del Marquesado recogen las alternativas que el holding se había planteado para proceder al transporte del mineral de hierro hasta un volumen de 80 millones de toneladas al año a lo largo de las dos próximas décadas. Dicho documento, ahora en poder de la Delegación provincial de Medio Ambiente para la tramitación de la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental, dice que "tras el análisis realizado se ha seleccionado el transporte por ferrocarril al muelle de Pechina del Puerto de Almería, que es el que presenta menor coste económico, además del menor coste social y ambiental".

Desde que se conocieron los detalles del proyecto, desde el Consistorio almeriense, en especial en boca de su concejal de Urbanismo, se ha rechazado de plano la posibilidad de que el mineral de hierro regresara a la ciudad, "en superficie o soterrado" por las molestias que ocasionaría.

Otra opción descartada por la empresa por sus costes y la premura de tiempo es la de Carboneras . Defendida por el subdelegado del Gobierno en Granada, obligaría primero a convencer al Ministerio de Fomento para que comenzara las obras en el tramo ferroviario Huércal de Almería-Venta del Pobre, para posteriormente plantearse la construcción desde cero de un ramal hasta los muelles del puerto carbonero a lo largo de una extensión de más de 20 kilómetros, algo que dispararía el coste y, desde luego, haría imposible el comienzo de la extracción en 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios