El sector bancario español exhibe su fortaleza ante la crisis

  • Bancos y cajas ganaron el 19% más en 2007, hasta 30.000 millones · La patronal AEB da su apoyo al Gobierno

El sistema bancario español está preparado para hacer frente a la crisis que azota los mercados financieros internacionales, a la desaceleración de la economía española y al parón en el sector del ladrillo. Esta actividad representa, entre créditos hipotecarios para particulares, inmobiliarias y constructoras, un 60% de la cartera crediticia total de bancos y cajas. Eso sí, la Asociación Española de la Banca (AEB), la patronal del sector, considera que la "deseable" contracción del sector del ladrillo debe ser ordenada para que el sistema pueda asumirla.

Según los datos facilitados ayer por la AEB y por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), las entidades españolas esquivaron la crisis financiera el año pasado al obtener la histórica cifra de 30.077 millones de euros de beneficio neto, lo que supone un incremento del 19,6% respecto al ejercicio anterior.

Estos resultados se consiguieron pese a los 3.157 millones que provisionaron en conjunto para las posibles insolvencias que tengan que afrontar este año.

El presidente de la AEB, Miguel Martín, afirmó que estos resultados permiten "mirar con tranquilidad el futuro" y "compararnos muy bien con nuestros competidores". "Todos los bancos han dicho que hasta 2009 no hay ningún problema de financiación".

Precisamente ayer, el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró en Londres que el banco se ha anticipado a la crisis y es la entidad con más liquidez de Europa.

Además, Martín dijo que el BCE y la Fed deben adoptar medidas para normalizar los mercados, algo que no han conseguido las inyecciones de liquidez de los bancos centrales. En el caso español, mostró su "absoluta confianza" en que el nuevo Gobierno "sabe lo que tiene que hacer".

Afirmó que la crisis financiera es "seria", "previsible", "extraña y ajena" al modelo español. La situación es consecuencia de la creación de un "sistema bancario en la sombra" ni regulado, ni supervisado, al que no se han exigido requisitos de liquidez, ni capital y que, hasta el estallido de la crisis, ha sido muy rentable. Este sistema ha sido responsable, según Martín, de la mitad del crédito instrumentado en los últimos años en Estados Unidos y ha generado una crisis de confianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios