Los sindicatos critican el optimismo del Gobierno sobre las pensiones

  • Aseguran que habrá recortes en el futuro y Burgos replica que el sistema está "mas seguro"

Tomás Burgos, secretario de Estado de Seguridad Social, el pasado mes de enero. Tomás Burgos, secretario de Estado de Seguridad Social, el pasado mes de enero.

Tomás Burgos, secretario de Estado de Seguridad Social, el pasado mes de enero. / Paco Campos / Efe

Los sindicatos UGT y CCOO reaccionaron ayer a la comparecencia de la ministra de Empleo, Fátima Bañez, ante la comisión del Pacto de Toledo. Negaron, por un lado, que la reforma de pensiones sea neutra, porque acarreará recorte de pensiones; incidieron en que los jubilados sí han perdido poder adquisitivo en los últimos dos años y sostuvieron que en España se gasta menos en pensiones que en países comparables y que el problema es de ingresos

Así, el secretario general de CCOO, Unai Sordo,consideró que la lectura que ofreció la ministra sobre las pensiones "no se corresponde con la realidad". "No es verdad que sea una reforma neutra, la reforma en materia de pensiones acarrearía en las próximas dos décadas una caída muy importante de la pensión media en España", aseguró.

Sordo aseguró que Comisiones Obreras afirmó que se puede destinar el 15% del PIB a las pensiones, algo que consideró perfectamente viable, pero eso requiere estudiar cómo se financian "ahora, dentro de diez años y de treinta". El sindicato presentará propuestas al Gobierno central para evitar un escenario en el que el poder adquisitivo de los pensionistas continúe disminuyendo, según avanzó.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, calificó de "absurdo" que el debate sobre la Seguridad Social se centre en su viabilidad económica porque, en su opinión, las incertidumbres no se basan tanto en su exceso de gasto como en una falta de ingresos.

"Que no nos engañen: España gasta muy poco en pensiones, mucho menos que Alemana, Francia o Italia, y el problema es de ingresos, porque los salarios han bajado, hay muchos contratos temporales y subvencionamos cotizaciones que no tienen que ir a las cuentas de la Seguridad Social", enfatizó.

Denunció la "campaña brutal" que, en su opinión, promueve la banca al cuestionar la viabilidad de las pensiones públicas para publicitar los planes privados y pidió a quienes los suscriban que "no lo hagan por miedo" y que recuerden que los grandes fondos privados internacionales, cuando se ha invertido la pirámide poblacional "nunca, en ningún país han pagado las pensiones a las que se habían comprometido".

Por parte del Gobierno, el propio secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, aseguró que es demagógico pedir que las pensiones vuelvan a revalorizarse conforme a la inflación sin tener en cuenta el coste que supone para un sistema deficitario. "Hay que analizarlo desde la perspectiva que supone el coste del mantenimiento del sistema. Esto no admite bromas ni demagogias (...) cuidado con aumentos de gasto de imprevisibles consecuencias", dijo Burgos en su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado.

El secretario de Estado afirmó que cualquier decisión que se tome en relación con el pago de las pensiones en 2018 tendrá en cuenta "las mejores opciones de financiación" que tengan a su disposición.

Burgos puso de relieve que las pensiones públicas en España "están aseguradas por voluntad política y por las capacidades económicas que tiene el país que así lo confirman". En la actualidad, el sistema está "más seguro", porque se crea más empleo y se genera crecimiento económico. En esta línea, ha afirmado que "se han tomado y se seguirán tomando todas las medidas que aseguren el sistema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios