Los trabajadores de Alestis califican de "inviable" el plan de ajustes

  • San Pablo tiende la mano a la empresa para negociar, pero advierte que no dejará que salga "ni un tornillo" de la factoría

Comentarios 3

Los trabajadores de Alestis en Andalucía calificaron ayer de "inviable" el plan de reestructuración presentado por la compañía a los representantes sindicales. Éste contempla 320 despidos -entre los 1.700 trabajadores del grupo-, 205 traslados y reubicación de programas entre las diferentes factorías de la compañía aeronáutica.

Tanto las plantas de Cádiz, donde Alestis cuenta con centros en El Puerto de Santa María (Tecnobahía) y Puerto Real, como las de Sevilla, en San Pablo (La Rinconada) y Aerópolis (parque aeroespacial), rechazaron las medidas planteadas por la dirección y se mostraron dispuestos a plantar cara a la empresa.

Desde San Pablo, uno de los centros más perjudicados por el plan de viabilidad ya que se contemplan despidos, traslados y desvío de programas hacia la factoría de Brasil y hacia una de las dos vascas, los trabajadores aseguraron que, optarán por "la vía del trabajo, la responsabilidad y la colaboración para convencer a la compañía de que no son necesarias tomar medidas tan drásticas". Sin embargo, aclararon que, hasta que no se concrete "al detalle" el programa de reestructuración y se aclare la actual situación concursal -la empresa está sumergida en un concurso de acreedores desde mayo-, no permitirán "que se saque ni un solo tornillo de la compañía", en referencia a los paquetes de trabajo que se quieren derivar a otras instalaciones. "No vamos a ir de locos ni a tirarnos a la calle, pero no permitiremos que salgan de aquí programas que son rentables, algo que si se produce justificará el despido de trabajadores", inciden.

El sindicato provincial de Industria de Comisiones Obreras (CCOO) de Cádiz también manifestó su "rechazo frontal" al plan. El documento, que establece una clara apuesta por los dos centros gaditanos, también contempla el despido de 320 trabajadores, la mayor parte de ellos en la Bahía, impactando sobre todo en los ex trabajadores de la antigua Delphi que Alestis no ha logrado recolocar, una cuestión a la que se opone la plantilla. "Vivimos en 2012 y nos preocupa el Alestis de 2012, el de los próximos seis meses, y no el de 2017 aunque las cosas pinten bien para nosotros", sentenció Pedro Lloret, presidente del comité de empresa de Alestis en Puerto Real. Para Lloret, los 205 traslados de Sevilla a Cádiz previstos en el plan representan "una mala señal" para las plantas hispalenses, que pierden carga de trabajo y "movilizan a empleados que tienen allí su vida".

CCOO Cádiz lanzó un llamamiento a la Junta para que se implique "desde ya" y se pronuncie sobre este conflicto, no sólo como parte implicada en su condición de socio de Alestis (con más del 19% del accionariado), sino también "como responsable político de cara a salvaguardar los puestos de trabajo de los empleados andaluces".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios