El sector turístico andaluz alerta de la caída de beneficios este inicio de año

  • El 70% de los alojamientos de la región ganan menos en el primer trimestre, según Exceltur La demanda interna toca fondo

El sector turístico andaluz lamenta la pérdida de rentabilidad sufrida durante el comienzo de 2013. En concreto, el 69,8% de los empresarios de alojamientos turísticos en Andalucía consideran que sus beneficios descendieron este primer trimestre y un 61,7% ve también un descenso de las ventas. Estos datos fueron publicados ayer por la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), el lobby que aglutina a algunas de las empresas más potentes del turismo español.

Su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, señaló ayer que la actividad turística encadena cuatro trimestres de caída, aunque el decrecimiento del 3,2% que se produjo entre los meses de enero y marzo fue inferior al del 3,5% con el que cerró el último trimestre de 2012, lo que ha servido para que mejoren "algo" los niveles de confianza entre los empresarios de la industria.

Desde Exceltur apuntan que el turismo español haya podido tocar fondo y superado el momento más bajo del ciclo negativo a finales del año pasado, por lo que espera que en 2013 desacelere su ritmo de descenso.

Exceltur mantiene que la tendencia de caída de la actividad turística en los tres primeros meses del año se ha visto corroborada por el mal comportamiento de la Semana Santa, perjudicada por las fechas tempranas, condiciones meteorológicas adversas en la mayoría de los destinos, y sobre todo la contracción del consumo de los españoles.

En términos generales, el 67,6% de los empresarios turísticos vieron cómo las ventas durante este periodo vacacional se situaron por debajo de lo registrado en Semana Santa de 2012, con un 66,6% con sus resultados también a la baja.

Los hoteles urbanos, las agencias de viajes, campos de golf y parques de ocio son los más han sufrido, mientras que los hoteles vacacionales y las empresas de rent a car aguantan mejor gracias a la dependencia de la demanda extranjera.

El descenso de la actividad ha continuado impactando en el empleo con numerosos ERE, prejubilaciones y cierres de empresas. De las empresas abiertas, el 41,1% aseguraba haber reducido los trabajadores respecto a 2012.

Exceltur señala que se hace cada vez más fuerte la dicotomía entre la demanda interna que intensifica sus ritmos de caída, y la demanda externa, que resiste aunque con un ligero descenso, tanto en términos de volumen de afluencia como de los ingresos turísticos que revierten en España.

En Andalucía los no residentes ocupan una cuota de mercado del 51,2%, frente al 48,8% de los residentes, mientras que las pernoctaciones hoteleras de la demanda española cayeron un 16,2% en los dos primeros meses de 2013 respecto a los del ejercicio anterior.

Por destinos, casi todos han tenido un desfavorable comienzo de año. Tan solo Canarias, Baleares y destinos del País Vasco, junto con algunos destinos de la costa levantina y cálida, han registrado un mantenimiento o cierta mejoría en sus ventas y resultados del primer trimestre del año.

La mayor parte de los destinos urbanos, las zonas turísticas de interior y España verde, salvo Galicia y País Vasco, cierran el primer trimestre en negativo, tanto en sus niveles de ventas, como en sus resultados, muy condicionados por la demanda nacional a la baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios