El PA culpa a la Ley electoral de un resultado injusto

  • Pilar González acarició el triunfo cuando los primeros escrutinios le daban dos concejales.

Comentarios 33

Durante dos agónicas horas, el PA llegó a acariciar su vuelta al Ayuntamiento de Sevilla. Cuando ya se conocía el 65% de los votos, el partido liderado por Pilar González contaba con dos concejales dentro del Consistorio hispalense. Algunos simpatizantes que acudieron a la sede del partido en la calle Rastro se atrevieron a escribir en una gran pancarta:  "Estamos dentro". Este gesto provocó que la número dos del PA en Sevilla, Pilar Távora, saliese a pedir calma. A pesar de todo, la euforia de los andalucistas duró poco.

El PA volvió a quedarse de nuevo sin representación municipal. A pesar de haber obtenido 2.200 votos más que hace cuatro años, la candidata andalucista no consiguió devolver al Ayuntamiento a un partido que ha sufrido ya dos derrotas consecutivas en Sevilla. Pilar González hizo su aparición alrededor de las 23:00 pidiendo "que no llore nadie, que seguimos adelante". La candidata, acompañada por sus compañeros en las listas, se mostró emocionada, y aunque reconoció que "no esperábamos este resultado", afirmó que "esto no es un fracaso". En su discurso hizo responsable a la actual Ley electoral de su derrota. "Somos los primeros damnificados de un sistema injusto", dijo. "No nos rendiremos", insistió González, que finalizó su intervención entonando el himno de Andalucía entre aplausos y abrazos de consuelo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios