Ciudadanos sostiene que el "impuesto al sol" bloquea 300 millones en inversión

  • El candidato número dos al Congreso destaca un plan que generaría 1.000 empleos en la provincia

El candidato número dos de Ciudadanos al Congreso de los Diputados por Málaga, Guillermo Díaz, criticó ayer el llamado "impuesto al sol", que entró en vigor el pasado mes de octubre como Real Decreto de Autoconsumo, y reprochó al Gobierno de Mariano Rajoy "por tener bloqueados 300 millones de euros en inversiones en la provincia de Málaga". "Llevamos en nuestro programa electoral un plan muy ambicioso que traería a la provincia en torno a 1.000 empleos y que desbloquearía estos 300 millones que el Gobierno de Rajoy tiene estancados", afirmó Díaz.

Además, especificó que el plan que tiene previsto Ciudadanos "contempla que los excedentes energéticos que generaran las redes domésticas podrían canalizarse a la red eléctrica, consiguiendo que bajase la factura de la luz. Una factura que, por cierto, incluye unas tasas que favorecen a las grandes empresas energéticas".

Díaz, que tildó el plan de Ciudadanos como "una transición real y efectiva hacia las energías renovables", puso de manifiesto que este impuesto impulsado por el PP "ha ahogado a muchas familias y, sobre todo, a empresas que tenían previsto traer proyectos innovadores para la provincia". Y se refirió a que el citado decreto "también repercute sobre otras fuentes limpias de generación energética: biomasa, biogás o la energía eólica".

Así, recordó la denuncia de la patronal sobre que "la producción eléctrica de los parques eólicos en la provincia lleva estancada en torno a cuatro años, cuando entre 2007 y 2013 se había multiplicado por cuatro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios