Clave de sur

Escorpiones y ranas

  • Cornejo cita la fábula atribuida a Esopo para cargar contra Podemos y Rodríguez le afea su "mala leche"

Comentarios 8

EL pulso por la hegemonía de la izquierda entre Unidos Podemos y el PSOE que se libra en estas elecciones tuvo ayer en Andalucía un episodio que explica cuán complicado puede ser el entendimiento entre estas fuerzas si depende de Susana Díaz y sus huestes.

La tensión entre Podemos y el PSOE-A es constante: se ve en cada sesión de control en el Parlamento andaluz. La empatía es nula entre la presidenta de la Junta y la secretaria general de Podemos, Teresa Rodríguez. En definitiva, el entendimiento no existe.

Conociendo ese contexto y con la postura andaluza de no darle ni agua a Pablo Iglesias si el domingo confirma en las urnas el sorpasso que auguran las encuestas, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, explicó la situación citando fábula del escorpión y la rana, de origen desconocido, aunque habitualmente atribuida a Esopo. La fábula cuenta que un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río prometiendo no hacerle ningún daño. La rana accede a que el arácnido se suba. A mitad del trayecto el escorpión pica a la rana. Ante su traición, el anfibio le pregunta incrédula: "¿Cómo has podido hacer algo así?, ahora moriremos los dos". Y el escorpión responde: "No he tenido elección, es mi naturaleza".

"Los socialistas no vamos a ser la rana del cuento", avisó el lugarteniente orgánico de Susana Díaz, quien añadió: "El escorpión es Pablo Iglesias y no nos fiamos".

La cita no agradó nada a la líder andaluza de Podemos, quien reaccionó con cajas destempladas. En una entrevista en La Ventana Andalucía, de la Cadena Ser, Teresa Rodríguez afeó "la mala leche" del PSOE-A por comparar a Iglesias con un escorpión.

Rodríguez replicó con otro relato: "A mí también me gustan mucho las fábulas y suelo contar una que tiene que ver con el proceso de cambio que se está viviendo en los últimos años, la fábula del elefante y la estaca".

Ésta relata "cómo un niño que iba al circo veía a un elefante enorme atado a una estaca muy pequeña, que tenía a escasos dos centímetros. El niño se pregunta por qué el elefante no se liberaba de la misma y alguien le responde que cuando el animal era pequeño seguro que tenía la misma estaca y lo intentó mil veces y no fue capaz, y una noche cansadísimo de intentarlo pensó que no había podido y que no podría liberarse jamás".

"Ahora hay la sensación de que ese enorme elefante, que es el pueblo y la gente corriente que ha sufrido las políticas de los gobiernos corruptos y austericidas, ya se siente capaz de que se puedan hacer otras políticas", explicó Teresa Rodríguez, quien dijo sentirse más identificada con ese elefante que con un escorpión, "porque vaya sí haya mala leche" con esa fábula.

Literatura aparte, lo ocurrido es la demostración es que el socialismo andaluz, que puede ocupar un tercio de toda la representación del PSOE en el Congreso no está dispuesto, ni mucho menos, a facilitar que Pablo Iglesias sea investido presidente, haya sorpasso o no. Pero como Cornejo, en línea con lo que promulga Díaz en cada mitin, también descartó ayer que el PSOE se sume a la gran coalición que propugna el PP, pues el riesgo de seguir en una situación de bloqueo tras votar el domingo.

Ni siquiera parece depender de que el sorpasso se produzca - que los sondeos garantizan en votos pero ven aún disputado en escaños- porque ni Pedro Sánchez ni su entorno aparentan estar en la antesala de una noche electoral trágica. El secretario general del PSOE acaba de decir que él se presentará a la reelección en el Congreso federal del partido "pase lo que pase en las urnas", cuando dentro del PSOE muchas voces de peso creen que si queda tercero y pierde escaños respecto a diciembre debería dimitir la misma noche electoral, como hizo Joaquín Almunia en 2000. No es el único indicio: Meritxell Batet, número uno por Barcelona, dijo ayer que "esta vez" el PSOE irá a formar Gobierno "desde el primer día", sin perder el tiempo que se le dio al PP como primera fuerza.

Pedro Sánchez tras perder la investidura siguió bloqueando la situación y nos ha traído a unas elecciones que pueden hundir más a su partido, pero parece dispuesto, aun quedando tercero a repetir estrategia.

Está por ver si esta vez Susana Díaz se lo va a permitir. Quién es escorpión y quién es rana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios