Fiesta socialista en Chiclana

  • Susana Díaz reparte besos y promesas en su visita electoral por el centro del municipio y en un encuentro con emigrantes retornados

La visita de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a Chiclana se convirtió en todo un acontecimiento para los vecinos que paseaban por el centro de esa ciudad, pero sobre todo supuso un acicate para la familia socialista de la provincia que se encuentra inmersa en plena campaña electoral.

El amplio despliegue de medios de comunicación, agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local, además de los servicios de seguridad de la presidenta, delataba a leguas la presencia de un personaje importante, ya que la mayoría de personas ni siquiera sabían de la visita de la responsable socialista al municipio chiclanero.

Susana Díaz saludó a más de una treintena de personas durante su recorrido hasta el Ayuntamiento acompañada del vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios; el alcalde chiclanero, José María Román; la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, y otras autoridades que flanqueaban cada paso que daba la presidenta en dirección a la Casa Consistorial. Los casi 200 metros de recorrido se convirtieron en un repetitivo ceremonial de reparto de besos e improvisadas conversaciones con chiclaneros y chiclaneras.

Además, Jiménez Barrios y José María Román hicieron de cicerones en esa corta distancia, pero que se transformó en un largo trayecto que duró casi media hora. El revuelo prosiguió a las puertas del Ayuntamiento con los saludos a concejales y en el despacho de Alcaldía, pero esta vez protagonizados por los propios medios de comunicación, durante la firma de la presidenta en el Libro de Oro de la ciudad.

Díaz comenzó su gira electoral por Chiclana con un encuentro con un centenar de emigrantes retornados en el Centro Juvenil Box, donde dijo a los asistentes que el Gobierno de Rajoy les ha dado "un sablazo" en las retenciones fiscales de sus pensiones cobradas en el extranjero y exigidas por el Ministerio de Hacienda.

Al respecto, redundó en que el Gobierno del PP "ha hecho amnistías fiscales para los que se llevaron las riquezas del país fuera de España salieran beneficiados y es una crueldad de gran insensibilidad que a los que se marcharon fuera y trajeran lo poco que tenían se les haya dado un hachazo en el bolsillo". Díaz comprometió a promover que "antes incluso de que se forme el próximo Gobierno, todas las fuerzas políticas respalden en las Cortes una iniciativa que restituya los derechos de los emigrantes retornados". También se comprometió a seguir desde la Junta de Andalucía "al lado del colectivo de mayores".

Por su lado, algunos de los emigrantes expusieron sus problemas desde que regresaron a España, en particular un vecino que procedía de Venezuela, quien alertó de la llegada al poder de un "régimen bolivariano", haciendo alusión a la formación de Podemos, liderada por Pablo Iglesias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios