Granada sitúa en el centro de la campaña el pacto por la educación

  • Los cuatro grandes partidos consideran clave que se debe alcanzar un "gran" acuerdo que lleve el sello de todas las formaciones políticas Empleo y Juventud, otros temas del debate en Políticas

Comentarios 2

Ni una, ni dos, ni tres. En muchas más ocasiones la idoneidad o no del sistema educativo de turno ha estado siempre presente en el debate político. ¿El problema? Que la ley elaborada por el Gobierno de turno nunca ha contado con el beneplácito de la oposición. Ante eso, la consecuencia es clara. Turnismo de normas cada cierto tiempo en función de los criterios ideológicos y programáticos del partido que ostentaba el poder. El último caso ha sido la Lomce pero en su día también lo fueron otras como la Logse. Y con ese panorama lo que se necesita es un gran pacto de Estado por la Educación que acabe con ese 'terremoto' que acaba repercutiendo sobre profesores, alumnos e incluso padres o tutores legales.

Un asunto en que los cuatro grandes partidos están de acuerdo, al menos en el concepto fundamental. La urgencia de consensuar una ley "definitiva" que contente a todos y perdure en el tiempo.

Con el horizonte de las elecciones del 26-J muy presente, la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Granada acogió ayer un debate a cuatro en el que participaron los candidatos Santiago Pérez (PP), Gregorio Cámara (PSOE), Francis Fernández (Unidos Podemos) y Luis Salvador (Ciudadanos).

En la base de la intervención de todos ellos quedó patente la carencia que existe en ese sentido. De ahí que consideraran "oportuno" ese gran pacto que tome "mucho más en serio" la educación. Una apreciación que aportó el socialista Gregorio Cámara con la intención de que la formación de los menores y jóvenes españoles esté dotada de "mayor calidad y equidad", dijo.

En los mismos términos se pronunció el representante de la formación naranja. Luis Salvador recordó que, cuando empezó a gestarse lo que hoy en día es Ciudadanos, una de las premisas situadas en el paquete de las prioridades era ese acuerdo global para "cambiar la inercia" y así mejorar el sistema educativo.

Por su parte, el popular Santiago Pérez reprochó que la mayoría de "vaivenes" que se han producido han tenido el sello del PSOE, "salvo la última ley -la Lomce- que ha sido del PP", reconoció. Eso sí, no dudó en sumarse a la opinión de sus adversarios con el espíritu de sentarse y acordar un marco legal de mayor vigencia y respaldo plural. "Claro que sí, hay que alejar esa serie de acoso y derribo a la ley en función de quien la haya votado o no", indicó Pérez.

Al margen de ese tema, aportó propuestas como la de realizar pruebas al profesorado para que esté en todo momento adaptado a las circunstancias, metodologías novedosas y contenidos actualizados.

El aspirante de la coalición de izquierdas, Francis Fernández, no aludió directamente a esta cuestión pero sí dejó sobre la mesa cuestiones a resolver -dentro del ámbito educativo- a consecuencia de la crisis económica. Como ejemplo, el "notable" descenso de la inversión por parte del Estado que ha llegado a ocasionar un "grave perjuicio" a las becas o la disparidad de los precios públicos en según qué comunidades autónomas. Un extremo que recibió la disconformidad del representante popular.

Por otro lado, Fernández también lamentó que el anterior ministro de Educación, José Ignacio Wert (PP), dijera abiertamente que "sobraban universitarios".

La universidad fue otro de los temas de debate. La acusación vertida por los grupos rivales al PP por la "proliferación" de la privatización de algunas universidades elevó el tono de la sesión. Esas palabras provocaron la respuesta del aspirante popular: "Parece que de buenas a primeras se crean universidades privadas cuando se tardan años", replicó Pérez.

En el capítulo de las medidas, Ciudadanos (C's) desgranó parte de su programa. Entre las ofertas, dotar de mayor autonomía a estas instituciones académicas o implantar un MIR para el profesorado, entre otros asuntos.

Gregorio Cámara (PSOE) aseveró que la universidad ha sido "maltratada" bajo el mandato del popular Mariano Rajoy con un "encadenamiento de reducciones sucesivas" en el presupuesto para investigación. Para acabar con ese escenario, Cámara parafraseó al profesor Enrique Tierno Galván para incidir en que "las universidades tienen que estar al servicio del país".

En definitiva, un "conocimiento de excelencia" que sirva como motor para motivar el desarrollo económico. Y es que el empleo y la necesidad de fomento del mismo también entró en la mesa redonda organizada por el Decanato de Políticas.

En este terreno, Santiago Pérez aprovechó para recordar la herencia recibida del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE). "La oferta laboral ahora mismo es compleja pero es que hace cuatro años todos los días se destruían 1.300 empleos, las empresas cerraban por decenas a diario…", relató el popular quien además reconoció que la reforma laboral -tan denostada por la oposición- "puede ser mejorable". Para ello pidió a sus compañeros de mesa alternativas que vayan en ese camino constructivo.

Con la idea de dar continuidad a los jóvenes que culminan sus estudios universitarios, Luis Salvador (C's) dejó caer cambios como la posibilidad de dejar exento de pago de la Seguridad Social en el primer año de actividad a los autónomos y pymes que emprendan un proyecto empresarial o que los autónomos cuyos ingresos sean más bajos que el salario mínimo interprofesional anual no paguen el tramo de cuota correspondiente. En caso de superarla, C's plantea cuatro tramos "para que puedan crecer", apuntó Salvador.

En esa línea, Unidos Podemos propone "mecanismos de competencia" a través de los cuales se ayude a quienes no tengan recursos para poder iniciar su sueño. "No sólo se precisa de políticas fiscales", matizó Fernández.

La excesiva temporalidad de los contratos a juicio de todos los participantes supone un "grave problema". Al respecto, Cámara (PSOE) abogó por "poner en pie políticas de empleo que reviertan la situación hacia la que nos ha abocado la reforma laboral de Rajoy". Una medida que bajo su punto de vista ha generado "más desempleados que en 2011 y mayor precarización".

A tenor de lo que reflejan las cifras estadísticas, en ese camino se han quedado muchos trabajadores de avanzada edad que tienen cada vez más dificultades por encontrar un puesto de trabajo. Para atajar esta realidad, C's considera certero impulsar una ley de segunda oportunidad que facilite la "reinserción".

El popular Pérez se refirió a ese 'reciclaje' y a la búsqueda de "incentivos" como la tarifa plana o a una bonificación de 500 euros en impuestos para la empresa que contrate a un demandante de empleo. Asimismo, Pérez incidió en la necesidad de "cambiar el sentido de la empleabilidad" ya que no se puede "abandonar" a las personas expulsadas de sectores que recibieron el azote de la crisis como la construcción con planes de empleo para un mes o dos. "Eso no puede ser", apuntó.

El exilio al que se han visto abocados otros tantos jóvenes no pasó por alto. El candidato al Senado por Unidos Podemos censuró que los populares denominarán este fenómeno como "movilidad laboral exterior". Con todas esas mimbres, Fernández sacó a relucir el lema francés de 'Libertad, Igualdad y Fraternidad' para reclamar un cambio de modelo estatal.

Por espacio de dos horas se prolongó el debate que contó con medio centenar de asistentes que sacaron a relucir otros asuntos de interés. La educación es el éxito del futuro. Una conclusión sobre la que los partidos deberán esforzarse para alcanzar un gran acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios