26-J elecciones generales

El PP celebra un triunfo "contundente"

  • El PSOE resiste como segunda fuerza en La Isla y consigue alejarse de Podemos Las fuerzas emergentes pierden fuelle

Comentarios 2

El PP isleño vivió con euforia el amplio triunfo que cosechó en la localidad en la jornada del 26-J, donde se consolidó como primera fueza política en las elecciones generales y mejoró incluso los resultados alcanzados en el pasado mes de diciembre sacando incluso más de siete puntos de ventaja con el PSOE, que a pesar de todo consiguió mantenerse firme en el segundo puesto y distanciarse también de Unidos Podemos.

Los buenos resultados conseguidos en las urnas el pasado domingo insuflaron nuevos bríos a los populares isleños, que ayer interpretaron en clave local este amplio apoyo de la ciudadanía, que vieron como un síntoma evidente de que se recuperaba la confianza de los votantes y el terreno perdido en las municipales de 2015 que les llevó a dejar la Alcaldía en manos de los socialistas. "El PP ha ganado con contundencia en la ciudad. San Fernando ha apostado por un gobierno serio. Ha apostado por la estabilidad", afirmaba ayer el presidente y portavoz de la agrupación isleña, José Loaiza, al hacer la lectura isleña del 26-J.

Los populares consiguieron un 33,63 por ciento de los votos, exactamente, 16.614 de los 49.854 que en total fueron emitidos en la jornada electoral. Este porcentaje mejora en más de cinco puntos los resultados alcanzados hace seis meses y, como advirtió ayer Loaiza, "están por encima incluso de la media que el partido ha conseguido a nivel nacional, autonómico y provincial".

Loaiza insistió en la diferencia que separaba al PP de su rival, el PSOE, al que había sacado más de siete puntos y 4.515 votos de ventaja. "Un año de mandato de Cavada ha sido suficiente. Ya no engaña a los isleños. El PSOE en San Fernando ha perdido toda credibilidad", afirmó. También constató la pérdida de votos de Ciudadanos, que en seis meses se ha dejado un millar de votantes en el camino. "La gente se ha dado cuenta también de qué es este partido y de que desde luego no es de fiar", advirtió.

El líder de los populares isleños, que compareció junto a Maria José de Alba, número dos al Senado, aludió al futuro que aguarda a La Isla con el PP para referirse a la carga de trabajo que esperan los astilleros y asegurar que, con Mariano Rajoy como presidente, hay sobradas garantías de que se firmarán los contratos para construir las corbetas para Arabia que tanto se reclaman "a pesar de que algunos han querido utilizar este tema en campaña".

El PSOE, por su parte, mejoró en más de un punto los resultados conseguidos en diciembre -pasó de obtener un 23,23% de los votos a un 24,49%- e incluso subió en 121 votos con una participación sustancialmente inferior. Eso le sirvió para consolidarse como segunda fuerza más votada y, además, para marcar distancia con Podemos, que seis meses antes le pisaba los talones en las urnas. En La Isla, al igual que en el resto de España, no solo se consiguió evitar el cacareado sorpasso, sino que los socialistas pusieron además bastante distancia de por medio. Si en las generales de diciembre la diferencia entre una y otra formación era solo de 453 votos, el domingo se amplió a 1.732: casi cuaro puntos, teniendo en cuenta que en esta ocasión se sumaban también los votos de IU a los de Podemos.

Por eso, para el PSOE isleño los resultados del 26-J son "muy positivos" ya que se desmarcan de la tendencia generalizada que ha experimentado el voto socialista, que ha descendido en términos generales. "Estos resultados sirven para afianzar al PSOE como segunda fuerza política votada en unas elecciones generales sin que otros partidos hayan sido capaces de desbancar el papel que legítimamente le ha otorgado la ciudadanía para llevar a cabo medidas reales y efectivas que hagan frente a las políticas de derechas que desarrolla el PP", valoró la ejecutiva.

Desde el PSOE se quisieron también enfriar los ánimos del PP al recordarle que desde 2011 había perdido en la ciudad un total de 7.589 votantes mientras que en el caso del PSOE, "a pesar de las convulsiones que han envuelto a la izquierda en estos años", este descenso ha sido solo de 2.354 votos.

Las más castigadas en las urnas fueron, precisamente, las fuerzas emergentes. La coalición de Podemos e Izquierda Unida no consiguió alcanzar sus expectativas y, en comparación con las elecciones de diciembre, perdió conjuntamente 3.253 votantes en la ciudad, lo que supone un descenso del 5,43 por cierto. Con el 20,98 por ciento de los votos -10.367 votos- se quedó en la tercera posición. Por su parte, Ciudadanos, aunque consiguió un escaño en la provincia para que Javier Cano continúe en el Congreso como diputado, perdió en La Isla un millar de votos. Con el 14,46% de los votos -8.130- fue la cuarta fuerza más votada.

elecciones municipales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios