El PP celebra su triunfo y saca más de 3.000 votos al PSOE

  • Unidos Podemos pierde 2.898 votos y los socialistas 385 respecto a la cita electoral de diciembre

Comentarios 6

El PP ha logrado crecer en número de votos con respecto a los comicios generales del pasado mes diciembre en los que obtuvieron el respaldo de 11.508 chiclaneros, mientras que en la cita electoral del pasado domingo han logrado un total de 12.871 votos con un apoyo del 33,98% de los electores.

Si bien los populares llegaron a vencer en diciembre, ahora revalidan su victoria con 1.363 votos más, un dato que ayer fue celebrado por la agrupación popular de Chiclana. Además, han conseguido sacar 3.007 votos más que el PSOE, la segunda fuerza política más votadas en la ciudad con 9.864 votos con un respaldo del 26,04% de los electores, un porcentaje muy similar al logrado en las elecciones generales celebradas en diciembre.

Por su lado, la formación Unidos Podemos se sitúa en la tercera agrupación más votada en Chiclana con 7.314 papeletas a su favor, si bien ha bajado en número de votos (2.898) teniendo en cuenta que Podemos e IU lograron de forma conjunta en diciembre un total de 10.212. También son malos resultados para Ciudadanos que pierde 414 votos y que el domingo obtuvo 6.277.

Uno de los pocos partidos que ha logrado subir en votos ha sido el Partido Animalista Pacma que ha llegado hasta los 700 , mientras que en diciembre se quedó en los 544.

Por su parte, Unión Progreso y Democracia (UPyD) se hunde cada vez más al obtener tan sólo 107 votos en Chiclana. El resto de partidos de la ciudad ya con un respaldo bastante bajo son Vox (90 votos); Recortes Cero-Grupo Verde (68); el Partido Comunista de los Pueblos de España, PCPE, (47); Falange Española de las JONS (31) y el Partido Libertario o P-LIB (18).

Otro de los datos más significativos de los comicios generales del pasado domingo se centra en el alto índice de abstención, ya que con un censo de 62.476, el número total de votantes fue de 38.177, mientras que 24.299 no ejercieron su derecho al voto. Además, se registraron 302 votos nulos y 488 en blanco. En concreto, la abstención alcanzó el 38,89%, frente al 35,18% que hubo en las elecciones del pasado diciembre. Con todo ello, tanto el PP como el PSOE hicieron ayer sus respectivos balance sobre los resultados. Por un lado, el presidente del Partido Popular en Chiclana, Andrés Núñez, compareció arropado por integrantes de la formación para valorar los resultados electorales del 26-J y mostró su satisfacción por los más de 12.800 votos recibidos de los chiclaneros.

"El PP de Chiclana ha vuelto a ganar las elecciones, tras registrar la mayor subida de votos de toda la provincia con respecto a diciembre de 2015. Entendemos que este dato a nivel local hay que valorarlo, porque a nuestro juicio representa que Chiclana apoya al PP cada vez más", dijo Núñez.

Otro dato "muy importante" en el análisis que se hace desde la formación popular "es que el PSOE ha obtenido el peor dato de su historia en unas elecciones en Chiclana". No obstante, el líder de los populares chiclaneros apunta que "desde el PP creemos que incluso con esta victoria tenemos que seguir haciendo autocrítica para seguir creciendo. Nuestro objetivo es gobernar en 2019 y estamos convencidos de que el PP será entonces la fuerza más votada y gobernará en Chiclana de nuevo". En este contexto, Núñez reseñó que "una cuestión importante es que se ha dado un voto ideológico", aunque admitió que los datos no son extrapolables a unas municipales.

Por su parte, la secretaria general del PSOE-Chiclana, Cándida Verdier, ha felicitado al Partido Popular por su victoria en las elecciones, si bien subrayó que los socialistas están en Chiclana "igual o mejor que en otras ciudades de más de 50.000 habitantes, ya que prácticamente nos hemos mantenido e, incluso, hemos subido en porcentaje de apoyo, pasando del 25,57 por ciento al 26,04 por ciento".

Además, aseguró que, a nivel local, "los españoles no querían a Pablo Iglesias de presidente, mientras que el PP se ha movilizado lo suficiente con una campaña de miedo y temeridad, con el objetivo de que Podemos no tuviera los resultados que esperaban".

Al respecto, Verdier redundó en que la unión de Podemos e Izquierda Unida "no ha encontrado el apoyo que ellos esperaban en la ciudadanía, ampliándose la diferencia entre el PSOE y Podemos, que no ha salido a ganar las elecciones, sino a ganar y destruir al Partido Socialista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios