Madrid

El PP se fortalece y desinfla al partido de Pablo Iglesias

  • Los populares logran dos escaños más que en el 20-D, mientras que Iglesias saca el mismo resultado a pesar de confluir con IU.

 La Comunidad de Madrid era la gran esperanza de Unidos Podemos. La confluencia del partido liderado por Pablo Iglesias y de Izquierda Unida, con la figura al frente   de Alberto Garzón, siempre entre los mejor valorados en las encuestas entre los principales líderes políticos, hacía presagiar que la formación de izquierdas podría obtener en Madrid un resultado que marcara la diferencia a nivel nacional. 

Pero ocurrió justo lo contrario. Unidos Podemos sacó menos votos que Podemos en solitario. La unión no hizo la fuerza. Alrededor de 220 mil apoyos menos para Pablo Iglesias y Alberto Garzón que en diciembre tuvieron tres consecuencias directas. La confluencia perdió dos escaños. Los mismos que ganó el PP, que fue el gran vencedor de la noche, en una comunidad en la que escuece que la Alcaldía de la capital esté en manos de Manuela Carmena, después de que el PP haya gobernado allí durante muchos años, aunque ésta haya sido muy discreta a la hora de apoyar al partido de Iglesias en las elecciones generales. 

El tercer efecto directo de la caída de Unidos Podemos fue la mejora del PSOE, que supo movilizar a su electorado para frenar la sangría e incluso remontar unos cuantos miles de votos. Pedro Sánchez hizo muchos esfuerzos para evitar que el PSOE siguiera en caída libre en una comunidad tan simbólica como Madrid, donde algunas encuestas le situaban como cuarta fuerza política, incluso por detrás de Ciudadanos.

Finalmente, el escaño recuperado le mantiene como tercera opción, pero cerca de Unidos Podemos y por encima del partido de Albert Rivera, que perdió en torno a 80.000 sufragios, en una comunidad que registró un nivel de participación prácticamente igual al de 2015.

A pesar de que PP y PSOE hayan mejorado sus resultados respecto al pasado diciembre, mientras que los partidos emergentes Unidos Podemos y Ciudadanos los han empeorado, lo cierto es que en relación con los comicios generales de 2011, el bipartidismo sigue sufriendo en la Comunidad de Madrid. En cinco años, PP y PSOE se han dejado siete escaños y cerca de 700 mil votos. Eso sí, después de lo de ayer tanto PP como PSOE están entre satisfechosy aliviados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios