El PP pinta de azul los puntos clave

  • Los populares forjan su victoria en la capital y su Área Metropolitana y la Costa El voto rural al PSOE no impide la caída de los apoyos Dehesas Viejas, Píñar y La Malahá para Unidos Podemos

Tras la esperada noche del 26-J en la que se confirmó el 'zarpazo' del PP al mapa electoral de la provincia y el fracaso de la coalición Unidos Podemos, los diferentes partidos continúan el análisis ya más sosegado para sacar conclusiones. El diagnóstico a primera vista nada más ver el color de cada municipio es fácil. Los populares vencen en 64 localidades de las 172 que tiene Granada mientras que los socialistas se imponen en 105 y otras tres hace lo propio la coalición Unidos Podemos. Se da la paradoja de que a pesar de quedar en segunda posición en términos absolutos, las conquistas geográficas del PP se produjeron en zonas de mayor población. Es decir, en las comarcas donde en unas elecciones municipales al uso está en juego algo tan importante como el gobierno de la Diputación Provincial: la capital y su Área Metropolitana y la Costa Tropical.

Cuando Granada se 'viste' predominantemente de azul esas son las habituales zonas en las que los populares fraguan la victoria. A eso hay que añadir que en la comparativa con la cita del pasado mes de diciembre hasta 19 municipios han protagonizado el turnismo al pasar el triunfo de las filas socialistas al PP.

La pica más destacada precisamente fue la capital del litoral granadino. Motril acabo anteanoche en manos populares (por 775 votos de ventaja) después de que el PSOE venciera el 20-D por tan sólo 279 sufragios. Unos guarismos no demasiado desorbitados pero sí suficientes para atisbar una nueva tendencia en el comportamiento del electorado. Por cierto, esta vez sí el cabeza de lista del PP al Congreso, Carlos Rojas, fue profeta en su tierra cosa que no logró hace apenas seis meses. Otros núcleos de la Costa como Gualchos y Polopos también se sumaron al 'sorpasso' particular.

Asimismo, en el Cinturón de la capital hicieron lo propio Alfacar, Cenes de la Vega, Cúllar Vega, Las Gabias y Vegas del Genil -todos ellos curiosamente con gobiernos locales socialistas-. El resto de municipios 'azules' fueron Válor, Cádiar, Cástaras, Capileira, Nevada (todos ellos en la Alpujarra), Alhama de Granada, Algarinerjo (en el Poniente), Dólar, La Peza y Galera (en las comarcas de Guadix y Húescar).

Por otra parte, todas las plazas importantes de la provincia -a excepción de Órgiva y Loja- cayeron en manos del PP. Así, además de volver a ser la lista más votada en Motril, la del PP lo fue también en Baza. Dentro de ese top ten de puntos de gran interés, la joya de la corona es la capital.

Lugar donde todas las miradas estaban centradas al ser la primera convocatoria electoral tras el estallido de la operación Nazarí. Cómo reaccionaba el electorado del PP tras la dimisión del exalcalde José Torres Hurtado y el relevo en el gobierno municipal a favor del socialista Paco Cuenca eran detalles a tener muy en cuenta. Más aún cuando el 'suelo' de los populares es tan arraigado en la ciudad. Quienes pensaban que la marca de la gaviota se iba a resentir estaban equivocados. Lejos de caer, resurgió con casi cinco puntos arriba en relación a los comicios del 20-D. Una respuesta de apoyo que en gran parte llegó a costa del votante que en su día fue fiel y últimamente confió en Ciudadanos por el desencanto generado.

En esta ocasión fue al revés, el respaldo en número de papeletas migró de la formación naranja a la azul. Sobre todo, tras haber retirado el apoyo al PP en la Plaza del Carmen en favor del PSOE. Una posición que le ha podido costar al partido liderado por Luis Salvador el hecho de que más de la mitad de los sufragios perdidos el 26-J se hayan producido en la capital.

Por su parte, el punto y medio de más que sacaron los socialistas en Granada para nada indica un paso de gigante pero sí una propensión a tener en cuenta en el futuro. Y es que, aunque nada tenga que ver el carácter de unas elecciones con otras -por ejemplo, en las municipales la figura del candidato llega a primar mucho más en algunas ocasiones que la marca-, a día de hoy el PP casi dobla en número de votos al PSOE.

También hay que tener en cuenta que tanto Unidos Podemos como Ciudadanos se resienten en relación a la cita electoral de 2015. Las dos fuerzas rebajan las cifras que ya consiguieron -la coalición de izquierdas aún habiendo confluido- quebrando así expectativas. Bien es cierto, que hubo un 2,31% menos de participación en la capital.

A la hora de hablar sobre Unidos Podemos, toca indicar que tres de los 172 municipios de la provincia tienen el morado como emblema. Se trata de Dehesas Viejas, La Malahá y Píñar. El primero reedita el resultado de hace seis meses -gracias a IU- mientras que los de Pablo Iglesias se estrenan en los otros dos, en detrimento del PSOE. Al menos los socialistas arrebatan a la coalición la localidad alpujarreña de Cáñar.

Llama la atención que en aquellos municipios donde gobiernan plataformas ciudadanas auspiciadas por Podemos e IU, el resultado obtenido por Unidos Podemos terminó por debajo de lo esperado a primera vista. En Atarfe, la coalición quedó tercera por detrás de PSOE y PP que concentraron el 56,72% de los votos. En las municipales de 2015, Por Atarfe Sí y Ganemos Atarfe unidos habrían alcanzado un 46,17% mientras que el bipartidismo sumó un 40,32%.

Otra historia similar es el de La Zubia donde ostenta el poder Ganemos La Zubia. La noche del 26-J, el PP apuntaló el triunfo con el 33,22% de los sufragios mientras que Unidos Podemos (20,55%) se tuvo que conformar con el tercer puesto por detrás de los socialistas (25,70%), con quienes se reparten las distintas áreas del equipo de gobierno local.

El caso de Nívar es distinto a los dos ya expuestos. Se da la particularidad de que la lista de la coalición de izquierdas contaba como escudera de la número uno al Congreso, Ana Terrón, con la edil Leticia García -que ejerce la oposición en Nívar- un puesto de salida y que incluso Unidos Podemos aspiraba a confirmar que provocó que la formación se situara en segunda plaza sólopor detrás del PP. Una estampa que dista y mucho de la cuarta plaza lograda en las municipales de 2015. De esta forma, el protagonismo de García ha servido para dar mayor aire a la opción de izquierdas.

El papel de Ciudadanos (C's) se reduce en el marco provincial a cuarenta terceros puestos en núcleos como Alhendín, Baza, Loja, Ogíjares, Otura o Colomera. En todos esos casos por detrás de PP y PSOE -alterando el orden de estos dos en según que localidades- y sólo por delante de Unidos Podemos. A pesar de haber perdido 5.242 sufragios en la provincia, el coordinador provincial de C's y diputado electo, Luis Salvador, plantea el crecimiento en próximos años como un objetivo factible para así convertirse en una fuerza "útil".

Para eso, dependerá y mucho de cómo evolucione el electorado. No obstante, no se puede olvidar el descenso que se ha registrado en la participación del 1,22% a nivel general en Granada y la corrección que ejerce la Ley de D' Hont.

En lo referente al Senado, los populares han desequilibrado la balanza respecto al 20-D. Las tablas que firmaron con los socialistas a dos y dos escaños ha sido esta vez de tres y uno a favor del PP. Los nombres de Sebastián Pérez, Luis González y María José Martín entrarán con fuerza una vez que se constituya la Cámara Alta junto a José Martínez Olmos (PSOE) que se queda solo en detrimento de Ana Gámez.

El también presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, ha sido el candidato popular más votado en los municipios donde la formación azul ha vencido. De las 58 plazas donde el PP triunfó, Pérez lo hizo como número uno en 46 (Motril, Almuñécar, Guadix, Baza o Armilla, entre otras). En cambio en la capital el que mayor respaldo concitó fue Luis González además de otras cuatro plazas (Cájar, Polopos, Válor y Jete). El nombre de María José Martín fue el más punteado en siete localidades, casi todos ellos en puntos del litoral. Se da la paradoja que en Baza -su ciudad- venció Pérez.

De la candidatura del PSOE, José Martínez Olmos ganó en 102 localidades (Loja y Maracena, por ejemplo), Ana Gámez en 9 y José María Rueda en una, Alamedilla. La opción de Unidos Podemos consiguió el liderazgo Eva María Fernández (IU) en Dehesas Viejas y el de Jesús del Río (Podemos) en Píñar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios