El PP recupera fuelle y Podemos se da un batacazo en Almería

  • El general no convence a la provincia y devuelve a los populares el escaño que ganó su partido en 2015 Ciudadanos se consolida como tercera fuerza El PSOE pierde votos y mantiene diputados

Los votantes de izquierda han devuelto al Partido Popular un escaño en Almería. Así de claro. Así de simple. Su confluencia con Podemos le ha hecho un flaco favor al partido de Pablo Iglesias en la provincia y, probablemente, a nivel nacional. Si es un castigo, tan solo ellos lo saben. Así que es imposible no pensar en una especie de Caballo de Troya. La historia siempre está ahí para recordarnos la lección.

Es el PP quien sale verdaderamente fortalecido de estas elecciones. Es el único que gana escaños (3) y votos. A Rafael Hernando y Juan José Matarí se le une la mano derecha de Gabriel Amat en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, Eloísa Cabrera, quien abandonará su plaza como edil para acudir al Congreso. Esto puede despejar la duda del futuro alcaldable de los populares en la localidad. Los populares han sumado 13.000 votantes a los 117.635 que obtuvieron en las pasadas elecciones del mes de diciembre. Su porcentaje representa el 43% de todos los electores de la provincia, casi la mitad. Los de Gabriel Amat cogen aire tras el susto de del 20-D, donde se dejaron más de 80.000 apoyos en el camino.

El PSOE, por su parte, sigue en un proceso de inmovilismo electoral. No le encuentra el pulso a las elecciones. Pierde votos con cuentagotas... pero la dinámica es incesante. Conserva a sus dos diputados Sonia Ferrer Tesoro y Juan Jiménez Tortosa pero en apenas medio año se ha dejado en el camino a 5.000 votantes. Su 27% de apoyo supone un total de 83.000 votos.

Los cinco escaños de PP y PSOE dejaban a Ciudadanos y Unidos Podemos la lucha del sexto. Y cayó para los naranjas. Tenido en cuenta los resultados de la formación a nivel nacional, Diego Clemente, que volverá al Congreso, debe estar más que satisfecho. Apenas ha perdido dos votos y encima ha dejado sin representación a su mayor rival, Unidos Podemos. El general Julio Rodríguez, uno de los dos cuneros de las listas almerienses junto con el popular Rafael Hernando, tendrá que abandonar Almería apenas un mes después de llegar y aprenderse de carrerilla todas y cada una de sus necesidades, virtudes y defectos. Las encuestas lo situaban entre los leones del Congreso, incluso parecían quedarse cortas teniendo en cuenta la repercusión que tuvo el acto de Pablo Iglesias en el Teatro Cervantes. No había hueco dentro, pero tampoco fuera. Pero sí, sus amigos votantes de Izquierda Unida les han fallado. Unidos Podemos ha logrado los 39.000 votos de las pasadas elecciones pero no ha ganado ni uno de los 10.000 que logró Izquierda Unida.

Por municipios, el Partido Popular ha vuelto a imponerse en los grandes, ganando votantes en Almería, Roquetas y El Ejido. En el municipio gobernando por Francisco Góngora, los populares han recibido el 52,8% de los apoyos por el 18,80% del PSOE y los casi 4.000 de Ciudadanos. En Roquetas, los de Amat han convencido al 44% de los votantes llegando a los 15.000 votos. En la capital, misma línea: un 41% del electorado y 4.000 votos más que en las elecciones generales del pasado diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios