El PP pone en jaque la soberanía socialista en la provincia de Sevilla

  • Por primera vez en la historia de la democracia los populares empatan con el PSOE en número de diputados. El PP gana en la capital, donde amplía la distancia con los socialistas.

Comentarios 1

El PP hace historia en Sevilla. Por primera vez en unas elecciones generales el partido de la gaviota iguala en número de diputados al del puño y la rosa, que había ostentado hasta ahora la soberanía en esta circunscripción. Aunque los populares siguen siendo segunda fuerza política en la provincia en número de votos, el incremento de papeletas les permite el mismo reparto de escaños que los socialistas, un hecho que nunca se había conseguido desde que se instauró la democracia. En tercera posición se encuentra Unidos Podemos, que consigue un diputado más que en diciembre, escaño que ha perdido Ciudadanos, que se queda sólo con un diputado. 

Sevilla ya no es una isla roja en el mapa electoral. Lo fue durante buena parte de la noche de este domingo. Mientras el azul se extendía por el resto de circunscripciones, el rojo se mantenía en esta provincia. Sin embargo, cerca de las 22:30, cuando el escrutinio rozaba el 80%, se tiñó de gris, el color del empate en número de diputados entre ambas formaciones. Acaba la hegemonía del PSOE en una provincia que ha sido, hasta ahora, su caladero de votos. 

La fuerza encabezada en esta provincia por Antonio Pradas ha logrado en estos comicios el 33,70% de los votos, un porcentaje algo mayor que el de diciembre, que se quedó en el 33,92%. Sin embargo, en número de votos se percibe una pérdida de casi 23.141 papeletas. El PP, por contra, mejora de forma notable sus resultados. Frente al 25,18% de los sufragios obtenidos hace medio año, ahora se hace con el 29,02%, más de tres décimas que le permite empatar en número de diputados con los socialistas. En cuanto a votos, en este semestre la fuerza que en la provincia encabeza el anterior alcalde hispalense, Juan Ignacio Zoido, ha sumado casi 24.200 papeletas, lo que le permite estrechar la brecha con el PSOE. De los casi 95.700 votos que los separaban a finales de 2015, a los 48.348 de este domingo. 

Podemos continúa como tercera fuerza en la provincia, aunque alejada de Ciudadanos, formación con la que empató en diputados en las elecciones de 2015. La coalición con IU le ha permitido obtener casi el 21% en el reparto de los votos, tres décimas más que en los comicios de diciembre. Sin embargo, si se analizan los sufragios, el resultado es menor al de hace seis meses. En aquella ocasión, Podemos obtuvo 208.408 votos, mientras que IU logró 62.309. Ambas formaciones, que han concurrido unidas a estas elecciones, han obtenido 214.244 votos. Un resultado menor al que registró el partido morado en diciembre. Elsorpasso en esta provincia, como en el resto de España, también queda muy lejos. 

Respecto a Ciudadanos, la sangría sufrida ha rozado los 4.856 votos, lo que le ha hecho perder un diputado. La formación de Albert Rivera sólo logra un escaño por esta provincia. 

En cuanto a la ciudad hispalense, el PP se impuso al PSOE por más de 22.500 votos. Una diferencia aún mayor que en las elecciones generales de 2015, cuando la distancia entre las dos formaciones fue de 11.300 papeletas. En términos porcentuales por reparto de votos, ambos partidos se mantienen en cifras similares a las de diciembre. La tercera fuerza es Unidos Podemos, que ha logrado poco más de 80.300 votos, por lo que ha perdido 755 sufragios respecto a 2015, cuando se presentó sin la coalición de IU por esta provincia. La merma en Ciudadanos es aún mayor, con casi 3.000 votos menos en estos comicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios