Rajoy y Rivera tientan a Sánchez

  • El presidente en funciones dice que "juntos", populares y socialistas, tienen "más posibilidades de hacer mejor las cosas que cada uno por su lado". El líder de C's quiere negociar con los candidatos de PP y PSOE "sin condiciones" tras el 26-J.

Comentarios 4

El candidato del PP, Mariano Rajoy, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, no han dudado estes martes en emplazar al socialista Pedro Sánchez a pactar para formar un Gobierno tras las elecciones y evitar posibles bloqueos en la investidura.

Rajoy ha subrayado este martes que una coalición de Gobierno entre su partido y el PSOE permitiría abordar mejor ciertos asuntos, como el debate soberanista catalán. "Juntos", populares y socialistas tienen "más posibilidades de hacer mejor las cosas que cada uno por su lado", ha dicho. Rajoy ha hecho esta reflexión en un desayuno informativo en Barcelona, organizado por El Periódico de Cataluña, en el que ha hecho un llamamiento a los "moderados catalanes" para que hagan frente a un independentismo "condenado al más estéril de los fracasos". Y ha tendido la mano al Govern para un diálogo en el marco de las leyes y la Constitución, siempre que sea "recíproco". 

El presidente del Gobierno en funciones ha vuelto a insistir en que ofrecerá de nuevo la gran coalición si los resultados del domingo son parecidos a los de diciembre, y ha señalado que "lo único que no se puede hacer es repetir elecciones". Por eso él está "dispuesto a gobernar en solitario", porque considera que, si no hay pacto tras los comicios, se debe permitir gobernar "al que tenga más votos". Incluso ha calificado de "viejo truco para no respetar las urnas" que sus adversarios hablen antes de que gobierne quien tenga mayor apoyo parlamentario frente a quien haya ganado los comicios, y ha insistido en que "los vetos" son "lo contrario que hay a la política". Ha admitido en cualquier caso que antes de gobernar en minoría él prefiere un acuerdo de gobierno "para cuatro años con un programa pactado", porque eso "genera confianza", sería "un mensaje bueno para los inversores", daría "tranquilidad" y permitiría "afrontar conjuntamente los problemas de España". Y ha sido en ese momento cuando ha puesto a Cataluña como ejemplo para señalar que, con esa coalición, si populares y socialistas van "juntos", tendrán "más posibilidades" de hacer cosas ante el debate soberanista. 

Mariano Rajoy ha asegurado por otra parte que la reforma de la Constitución no es, "en absoluto", una línea roja para él, pero ha insistido en que le gustaría saber qué quieren los socialistas "exactamente" cambiar de la Carta Magna. "Necesito que alguien me lo explique", ha añadido. 

El líder del PP ha lanzado un mensaje a todos los "moderados catalanes", a quienes están por "cumplir las leyes y por el entendimiento", para que "retomen la iniciativa que hace mucho tiempo les han arrebatado los radicales, los rupturistas y los antisistema". Porque, a su juicio, "los que a contracorriente de la Historia y el proyecto europeo se empeñan en la separación y la división, y lo hacen además cabalgando sobre la antipolítica y los extremismos, están condenados al más estéril de los fracasos. Y pactar con radicales tienen un precio". 

Ha insistido en varias ocasiones Rajoy en que la Generalitat contará con su "mano tendida" y "no va a faltar diálogo o voluntad de entendimiento". "Pero quiero dejar claro -ha apuntado- que nos gustaría que esa voluntad de entendimiento fuera recíproca, y en una democracia europea y avanzada el cauce de entendimiento es la Constitución y las leyes", ha dicho. Y ha advertido también: "A mí nadie me ha elegido presidente del Gobierno de España para que juegue con la nación española". 

Por otro lado, el presidente de Ciudadanos ha invitado a Rajoy y a Sánchez a sentarse a negociar la formación de gobierno desde el 27 de junio, al día siguiente de las elecciones, "sin sillones y sin condiciones previas". Rivera, que hasta ahora ha insistido en que no facilitará un gobierno presidido por Rajoy, sí quiere contar con el presidente en funciones y con el líder socialista para llegar a un acuerdo ante la posibilidad, según apuntan las encuestas, de que la aritmética de las elecciones del domingo será muy similar a la de diciembre. 

Según ha explicado, no cree contradecirse cuando incluye al presidente en funciones en esta mesa, porque, ha dicho, "una cosa es el PP y otra fiarlo todo a Rajoy", y ha señalado que igual que los votantes de Ciudadanos quieren abrir una nueva etapa, sin Rajoy, muchos electores del PP también lo quieren. El candidato naranja ha planteado esta propuesta durante un acto en Avilés al asegurar sentirse "preocupado" por la intención del candidato del PP de no presentarse a la investidura si no cuenta con los apoyos suficientes. "Me sorprende que quien dice que quiere gobernar España", ha subrayado, se plantee ahora "decir no al Rey" si es el candidato más votado, advirtiendo que el país "no se merece" otros seis meses de bloqueo institucional ni otros 170 millones de gasto en unas terceras elecciones. 

Y lo que plantea Rivera es que nadie se levante de la mesa hasta llegar a un acuerdo, advirtiendo de que "a nadie se le ocurra" pensar en unos nuevos comicios, porque "no se puede decir no al Rey ni a España". Excluye de esa mesa de negociación al líder de Podemos, Pablo Iglesias, porque no quieren gobernar con un partido que quiere "romper España", y le consta, ha añadido, que tampoco los socialistas. "Es Podemos el que se autoexcluye", ha subrayado Rivera con sus propuestas al afirmar que sí hay una serie de condiciones "previas" que no las pone él sino las que recoge el "marco constitucional". 

Albert Rivera ha pedido el voto para que Ciudadanos sea decisivo, asegurando que solo con un punto más de apoyo electoral hubieran conseguido en diciembre diez escaños más y ser llave para formar gobierno. Porque C's, ha dicho, ha demostrado capacidad de diálogo no solo en los seis meses de la pasada legislatura, ha recordado, sino que también puede cambiar las cosas como ha hecho en las cuatro comunidades y quince capitales de provincia donde ha sido clave para que haya ejecutivo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios