Rajoy inicia los contactos para formar Gobierno

  • El presidente y el líder de CC han quedado en hablar el martes tras este primer contacto. Oramas vaticina una coalición de PP, C's, PNV y su partido. Los populares están abiertos a reformar la constitución.

Comentarios 6

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha abierto este jueves su ronda de contactos para intentar formar gobierno con el secretario general de CC en Tenerife y presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. 

Esta conversación telefónica entre Rajoy y Clavijo ha sido una primera toma de contacto, ya que ambos han quedado en seguir hablando estos días, según fuentes gubernamentales. 

El propio Rajoy anunció este miércoles desde Bruselas que a partir de este jueves comenzaría a hablar con los líderes de los partidos para explorar si tienen voluntad de llegar a acuerdos. Si encuentra "buena disposición", avanzó que nombrará una comisión negociadora. 

Aunque todo apuntaba a que el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, sería el primero en recibir la llamada de Rajoy, ya que su primera opción de gobierno es una coalición entre PP, PSOE y C's, el jefe del Ejecutivo ha abierto su ronda con CC, que logró solo un escaño en los comicios del 26 de junio.

Oramas: Un gobierno de PP y C's con apoyos de PNV y CC

La portavoz de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, ya subrayó este miércoles que se necesita un nuevo gobierno pero su pronóstico es que no habrá acuerdo para formar gobierno hasta octubre y que no estará encabezado por Mariano Rajoy, porque a su entender va a producirse una "sustitución de líderes" tanto en el PP como en el PSOE. 

En concreto, Oramas cree que el candidato del PP afrontará una primera investidura en verano, que será fallida; la segunda intentona será en octubre, tras un proceso interno de cambio de dirigentes tanto en el PP como en el PSOE que facilite el acuerdo entre varios. "Habrá gobierno del PP en coalición con Ciudadanos y con apoyos puntuales del PNV y de nosotros", vaticinó.

Ronda de contactos con los demás

Se prevé que el jefe del Ejecutivo continúe a lo largo de este jueves y viernes su ronda de llamadas telefónicas con diferentes formaciones, que podrían concretarse en reuniones a partir de la próxima semana. 

Eso sí, Rajoy no quiere que las conversaciones estén contándose cada minuto en los medios. Hace un par de días, desde Bruselas pidió a "todo el mundo" que se tranquilice para hablar y añadió que esas negociaciones se tienen que llevar "sin presión" y sin "estar constantemente radiándolas en los medios de comunicación". "Con todos los respetos", apostilló.  

El PP, dispuesto a la reforma constitucional y a incluir la mesa del Congreso en la negociación de investidura

Maillo achaca el silencio de Sánchez al "debate interno" en el PSOE y pide a C's al menos la misma capacidad de diálogo que tuvo con Sánchez 

  MADRID, 30 (EUROPA PRESS) 

  El PP está dispuesto a hablar sobre una reforma constitucional, siempre que tenga un planteamiento "serio", para facilitar las negociaciones para formar Gobierno, y también a incluir en la ecuación la composición de la Mesa del Congreso. 

  Así lo ha avanzado el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo que, no obstante, se ha mostrado cauto y ha dicho que lo primero será comprobar la disponibilidad de otros partidos para negociar, en especial la del PSOE. 

  De hecho, ha incidido en que la llamada que tiene previsto hacer hoy el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, al líder socialista, Pedro Sánchez, será "una primera toma de contacto" para ver si éste quiere dialogar. 

  En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, ha dejado claro que la "primera opción" del PP es "una gran coalición con el PSOE y un acuerdo con Ciudadanos", cuando se le ha preguntado si contempla un acuerdo con el PNV. 

  El PP, ha dicho, prefiere un "gobierno de estabilidad" como mejor opción para hacer las reformas necesarias, pero si este no es posible buscará las vías para tener un "gobierno cuanto antes": "No podemos irnos de vacaciones sin gobierno". 

  Para ello, ha asegurado que el PP está dispuesto a hablar de una reforma constitucional --uno de los objetivos del PSOE--, pero sólo si se les hace un "planteamiento serio", que no rompa principios básicos como la unidad de España y los derechos y libertades. "Dialogar sobre eso no va ser ningún obstáculo", ha añadido, pero no si "lo que se pretende es dar alas a un independentismo que siempre es insaciable". 

  Maillo ha admitido que también puede entrar en la negociación la composición de la mesa del Congreso --"son vías de diálogo que se pueden abrir"-- pero no ha querido pronunciarse en concreto sobre las opciones del presidente actual, el socialista Patxi López. 

  Según ha dicho, hay que ver "si se consagra la idea" de que el presidente de la Cámara tiene que ser de un partido distinto al que gobierna. Y ha aprovechado para recordar a Ciudadanos que después del 20D defendió esa tesis pero luego apoyó tanto a López como a Sánchez. HAY MIMBRES, PERO HAY OBSTÁCULOS   

  A la espera de que empiecen las negociaciones formales, Maillo ha relatado que de las conversaciones de pasillo que han podido tener en el Congreso esta semana "hay mimbres" para llegar a un acuerdo, pero también hay obstáculos". 

  En todo caso, ha pedido paciencia porque los procesos negociadores no son fáciles y los interlocutores también tienen "exigencias", posiciones y "conflictos internos". De hecho, cree que el silencio de Pedro Sánchez, que no ha comparecido públicamente desde el domingo por la noche, es "síntoma de que evidentemente hay debate interno en el PSOE". 

  No obstante, no ha querido aventurar en qué decisión terminará ese debate y ha dicho que es respetable que el PSOE tome su decisión. Pero también ha recalcado que socialistas como Guillermo Fernández Vara o Javier Solana han apostado por dejar gobernar al PP. 

  Maillo ve razonable que Sánchez dedique estos días a hablar con líderes socialistas y ha recordado que el PSOE ha sido un partido que históricamente ha mostrado responsabilidad, y a ella ha apelado para facilitar el acuerdo de gobierno. 

  A Ciudadanos, el dirigente 'popular' le ha pedido que muestre al menos la misma capacidad de diálogo que tuvo con el PSOE la pasada legislatura, porque si no se interpretará que prefiere pactar con los socialistas. QUIERE UNA LEGISLATURA "QUE NO SEA CORTA" 

  Maillo ha insistido en que el escenario es distinto al de después del 20D, porque el PP saca 50 escaños al PSOE y ha dicho que con ese resultado tan contundente aunque será una legislatura difícil espera "que no sea corta". 

  Maillo no ha aclarado si en la ronda de contactos con los líderes Rajoy llamará o no al líder de Podemos, Pablo Iglesias, pero ha dicho que "el acercamiento fundamental se hace con las formaciones con las que crees que puedes tener un entendimiento mínimo" y eso no incluyo a Podemos.

"Probablemente no veamos nada de lo que vimos hace seis meses"

Y aunque ha recordado que Rajoy sí llamó a Iglesias después del 20D, ha vuelto a repetir que el escenario ahora no tiene nada que ver. "Probablemente no veamos nada de lo que vimos hace seis meses, ahora va a ser todo distinto", ha apuntado. 

Maillo ha negado de plano que Rajoy, que ha ganado las elecciones, pueda dar un paso atrás, y ha disputado la tesis de que el PP sea un partido que no se renueva, porque entonces sería imposible que tuviera casi 8 millones de votos. 

Y ha añadido que el PP en su próximo Congreso "se seguirá renovando", pero no desde el punto de vista de "echar a alguien para meter a otro", sino que todo tiene que ser complementario. "Esto de romperlo todo para que venga alguien nuevo... de momento esto de la novedad ha servido para que haya vetos", ha advertido.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios