Rivera, en un acto accidentado en Barcelona, dice que apoyar a Rajoy es tirar el voto a la basura

  • Un joven ha intentado boicotear el acto repartiendo octavillas de la CUP. Las personas que estaban escuchando han arrancado a corear "yo soy español, español" y también "libertad, libertad".

Comentarios 1

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que votar a Rajoy es tirar el voto "a la basura", durante un acto accidentado al entrar en el mismo un joven de la CUP con proclamas independentistas y lanzando octavillas, interrumpiendo la intervención del primero hasta que ha sido expulsado. Albert Rivera, en la plaza Mayor del barrio popular de Nou Barris, emblemático para Ciudadanos por ser el distrito donde ganaron en las elecciones autonómicas de 2015, ha situado a Ciudadanos como el voto "útil" capaz de dialogar y llegar a acuerdos. 

En cambio, ha recalcado, los candidatos del PP, Mariano Rajoy, y de Podemos, Pablo Iglesias, solo piensan en las sillas y no aportan soluciones reales a los problemas del país, por lo que, a su juicio, votarles a ellos "no sirve para nada". 

Y a diferencia de Rajoy e Iglesias, Rivera ha prometido que él nunca será un problema para España por una cuestión de "sillones", y ha hecho una triple propuesta a los candidatos de PP, PSOE y Podemos: a Rajoy, que no se aferre a la silla, a Sánchez que "no vaya con el no por delante" y a Iglesias que abandone su "intransigencia". Reivindicando su catalanidad, Rivera ha vuelto a atacar con dureza al PP y a Podemos durante su intervención, pero también ha arremetido contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a quien ha pedido que abandone la vía separatista por ser "una vía muerta", que genera división y enfrentamiento. 

Le ha pedido además que se someta cuanto antes a la cuestión de confianza y no espere a septiembre, como anunció Puigdemont después de que la CUP le negara el apoyo para sacar adelante los Presupuestos de la Generalitat. 

Criticas ha vertido también contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por su gestión de los altercados con los okupas en el barrio de Gracia o con su polémica decisión de prohibir terrazas. Rivera, arropado por unos 400 militantes y simpatizantes, ha dicho que Ciudadanos ha dejado de ser un proyecto para ser una opción de gobierno y ha advertido que no votar el 26-J no es una opción porque la política -ha subrayado- "si no la haces, la hacen por ti". 

Nada más empezar su discurso, se ha colado en el recinto un joven gritando en catalán "independencia socialismo", con el puño en alto y tirando octavillas de la agrupación Arran de la CUP, sobre el que se ha abalanzado, golpeándole, un señor mayor indignado con la actitud del chico. Una vez zanjado el incidente, Rivera ha retomado la palabra recordando que a él le han amenazado de muerte y que Ciudadanos ha crecido en este ambiente de "escraches" y ha aprovechado para felicitar a su padre, sentado en la primera fila, por ser hoy su cumpleaños. 

Muy aplaudido ha sido el líder de C's, pero también el "número uno" de la lista por Barcelona y portavoz de C's en el Congreso, Juan Carlos Girauta, quien ha afirmado que un presidente de Gobierno como Rivera sería un "valor añadido" para poner fin al "malestar" que han provocado en Cataluña unos "políticos irresponsables" que la "han tomado como un cortijo y han actuado con impunidad". Ha resaltado que España necesita un presidente que tenga "cualidades", que "no se impresione ante los poderosos" y que posea "empatía para entender uno a uno los problemas" de los españoles, características que a su juicio tiene Rivera. 

También ha hablado la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, que más centrada en la situación de su comunidad ha culpado a Convergencia de que pueda haber unas cuartas elecciones en Cataluña en caso de que Puigdemont no supere la cuestión de confianza. "Ahora Puigdemont reconoce que no tiene la mayoría para ese proyecto fracasado y lo único que hemos conseguido en este tiempo es que las decisiones importantes se tomen en una asamblea de la CUP", ha enfatizado. 

No quieren que se hable "de corrupción, ni de Pujol ni del 3 por ciento de comisiones", ha reprochado Arrimadas, o de que los altos cargos catalanes sean los que más cobran de toda España, ha exclamado. Tienen una "excusa para todo", ha dicho al referirse al mensaje independentista de que España roba a los catalanes, y ahora -ha asegurado- tienen una nueva : "la CUP no nos deja, la CUP no quiere". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios