"A Sánchez ya solo le falta pedirle el voto a las ex novias de Pablo Iglesias"

  • Gustoso de ser verso suelto, afirma que las 14 querellas de Manos Limpias no tienen nada que ver con su desición de dimitir de la ejecutiva El profesor de Políticas de la Complutense cree que se usa a Venezuela para desviar la atención

-En Unidos Podemos andan a la gresca con la expropiación municipal de las acciones del Recreativo, al amparo de la ley que regula los Bienes de Interés Cultural. Participa Huelva se abstiene, IU está en contra y Podemos a favor. ¿Cómo se conjuga esto?

-Todos están de acuerdo y hay algo de sentido común. Cuando el mundo empresarial empezó a presidir los clubes de fútbol pasó algo más terrible que cuando empezamos a cortar el jamón con máquinas: se pervirtió lo que significan. Teníamos que habernos preocupado antes, han pasado muchos años en los que hemos sido conscientes de que había gente enriqueciéndose con el fervor popular hacia un equipo como el Recreativo. Huelva tiene tasas intolerables de desempleo, es imposible encontrar un colegio público que no sea concertado y los problemas medioambientales amenazan a la ciudad. Me produce rabia que estos problemas urgentes queden en un segundo lugar porque empresarios sin escrúpulos hundan a un club que es imagen de la ciudad.

-Entonces, ¿no le parece bien el paso que ha dado el Ayuntamiento para expropiarlo?

-No quiero que venga ningún alcalde o político a solventar el problema del Recreativo, sino que la gente asuma el problema y lo resuelva. Que tome la decisión, que ponga sobre la mesa cuáles son los recursos, las posibilidades, y que la ciudadanía escoja tras una deliberación. Si todo lo que tiene que ver con el decano del fútbol afecta a la identidad de una ciudad, ésta debe corresponsabilizarse. Es bochornoso que un equipo como el Recre esté en esta situación. Hay que entender cómo se ha llegado hasta aquí y buscar a los culpables.

-Usted pasó de la Champions a la Liga tras la querella de Manos Limpias por supuesto fraude fiscal. No tiene cargo en Podemos pero protagoniza mítines como su fundador. ¿Cuál es su lugar?

-Hay gente que piensa que cuando dimití de la ejecutiva fue por las 14 querellas que me pusieron.

-¿Catorce?

-Sí. Manos Limpias presentó denuncias en todos los ámbitos de mi existencia para intentar extorsionarnos y obró con esa impunidad porque a alguien le era útil lo que hacía. Si yo hubiera dimitido por eso, tras ser archivadas las querellas, habría vuelto. Pero dimití para llamar la atención sobre el hecho de que estábamos sacrificando el vector participativo por la maquinaria de guerra electoral. No quise ser eurodiputado, diputado, senador o alcalde de Madrid. Hay que hacer política desde diferentes lugares y que uno de los fundadores de Podemos esté fuera es un mensaje de que hacemos política de otra manera.

-¿No formaría parte de un Gobierno en el que estuviera Podemos si Iglesias le llamara?

-No quiero cargos. O sea, que no es mi tarea. Pero tenemos que ser honestos y si hay que formar gobierno y Pablo me dice "Juan Carlos, te necesito en esto", pues ya veré, ¿no? Pero a priori te digo que no entra en mis planes. Hay más gente en España con ganas de hacer política que gente con ganas de hacer pensamiento. Por tanto, como somos menos los que estamos en el mundo de las ideas, la reflexión, la agitación y el pensamiento, prefiero alimentar las magras filas de la intelectualidad crítica.

-¿Qué tal con Alberto Garzón?

-Alberto es amigo, siempre lo ha sido y yo estoy muy contento de lo que ha ocurrido, sobre todo porque desde la recuperación de la democracia es la primera vez que la ciudadanía presiona a los partidos para que hagan algo que estaban dejando de hacer y es una señal de empoderamiento popular. Unidos Podemos representa la voluntad de mandar obedeciendo. Pablo y Alberto han sentido la presión de la gente y al final ha cuajado en un encuentro que es la única cosa nueva, positiva y que llena de ilusión en estas elecciones. Lo demás es una suerte de día de la marmota.

-¿Cree que habrá sorpasso?

-Hay que coger las encuestas con mucha prudencia. Lo único real que reflejan es el fin de la resignación frente al bipartidismo. Sánchez tiene que decidir si va a dejar que su partido permita un Gobierno de gran coalición entre el PP, C's y con la abstención del PSOE, o si se va a atrever a un gobierno con Podemos. Y ese gobierno con Podemos estará en virtud de lo que ya le dijimos en su día. En las anteriores elecciones Pablo le dijo a Sánchez: has sacado 300.000 votos más, te corresponde la presidencia y a mi la vicepresidencia. Si ahora el resultado es a la inversa, seremos coherentes.

-¿No le parece incongruente? Esa mano tendida al PSOE contrasta con las críticas que ustedes le han dedicado.

-Tenemos razones profundas para desconfiar del PSOE porque es responsable de muchas barbaridades pero la gente nos dice que nos sentemos a negociar. Sánchez se queja de que sus bases están deprimidas. Yo le digo que si quiere contentarlas les garantice que habrá un gobierno de progreso, que no va a asumir el programa del PP o C's y que deje de referenciar como líder moral de su partido a una persona que graba vídeos elogiando a un broker iraní que tiene negocios del petróleo y el dinero en Panamá, o que escribe cartas a dictadores pidiéndoles favores de petróleo. Un lobbista como Felipe González nos insulta a los españoles. Frente al PP y C's están los otros partidos, que tienen que articularse para impedir que se desmantele nuestro estado social y ahí tenemos que intentar contar con el PSOE.

-¿Cree que el PSOE contará con Unidos Podemos?

-La discusión es quién va a ganar en el PSOE y nosotros les invitamos a no dejarse derrotar, a no abandonar el último bastión de su defensa de los trabajadores, de los pensionistas, de la gente humilde. Pero uno ve comportamientos como el de Susana Díaz y la verdad es que yo no soy muy optimista al respecto. En cambio, creo que Sánchez se ha dado cuenta de que sus principales enemigos los tiene en su partido. Tal vez eso le ayude a adoptar una decisión valiente que nos permita formar Gobierno.

-Dijo que Podemos nació para ganar. Si se repiten los resultados del 20-D, ¿qué hará el partido?

-La razón de ser de nuestra existencia es evitar que se pierda el contrato social. Seguimos sin entender cómo Sánchez asumió el mandato de los barones del partido para echarse en brazos de C's.

-Sánchez pide el voto, además de al electorado socialista, a los descontentos con Iglesias con la coalición.

-Son intentos desesperados de buscar nichos de voto. A Sánchez solo le falta pedirle el voto a las novias con las que ha roto Pablo, porque igual entiende que ahí también puede encontrar a gente. Le doy un consejo gratis: si quiere recuperar votos, dígale a sus votan tes que hará un gobierno con Podemos.

-La defensa del patriotismo ciudadano que hace Iglesias resulta llamativa. ¿Cómo casa una candidatura patriótica y plurinacional?

-Lo mejor que nos puede pasar es que Cataluña se sienta catalana y española y si no lo asumimos, se sentirán solamente catalanes porque verán que España no les reconoce su propia identidad. Nosotros creemos en España, pero no en la España mentirosa que nos quieren construir el PP o PSOE. Creemos en la España de Lorca, Buñuel, Clara Campoamor, Alberti, Manuela Malasaña, Espartero, Torrijos, Solana, Valle Inclán, las mareas, el 15M y la gente que trabaja y se indigna. Esa es nuestra patria, nos enorgullece y estamos cansados de que la derecha nos la robe. El derecho a decidir es la única posibilidad de que la gente que tiene identidades que están en confrontación puedan decidir libremente quedarse en la aventura conjunta que es España.

-El referéndum sigue siendo innegociable pues.

-Que alguien ponga encima de la mesa una solución mejor. No debemos darnos en la cabeza con el referéndum, hay que buscar una solución y vivirlo como un reto.

-La Asamblea de Venezuela investiga si Podemos se financió con dinero del Gobierno de Chávez.

-Cada vez que se menciona la palabra Venezuela no se mencionan las palabras Púnica, Gürtel, no se habla de que han intentado envenenar el Ebro para contratar a una empresa que lo limpie, o no se habla de Barberá y de Cotino, que usó la visita del Papa para robarnos. Así se desvía la atención de los problemas que preocupan a los españoles. El 100% de las querellas de financiación ilegal han sido archivadas y se ha demostrado que el ministro del Interior pidió a comisarios y guardias civiles afines (no tienen nada que ver con los cuerpos de Policía o Guardia Civil como conjunto) que creasen falsos informes para manchar a Podemos. Ellos verán qué hacen, esos comportamientos son un delito.

Juan Carlos Monedero

Fundador de Podemos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios