Soraya y la tortuga 'popular'

  • La vicepresidenta en funciones se embarcó ayer para la suelta de un ejemplar al mar Antes prometió 700.000 empleos más en Andalucía

La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se convirtió ayer en la protagonista de la suelta de una tortuga en las aguas de la bahía malagueña después de pasar los meses de invierno en el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (Crema) del Aula del Mar. Una forma diferente de hacer campaña electoral con un paseo en barco en el que estuvo acompañada por medio centenar de alumnos de Primaria del colegio La Biznaga y por una nutrida representación política popular malagueña y andaluza.

Ajenos a lo que pasaba fuera del barco, los escolares esperaron pacientemente a que la embarcación zarpara una vez concluido el discurso electoral previo. Los alumnos habían ganado un concurso entre los centros malagueños en una campaña de sensibilización llamada El vater no es una papelera y poco les importaba que Sáenz de Santamaría estuviera prometiendo una situación de aquí a cuatro años de "20 millones de personas trabajando en España", lo que "supondría para Andalucía 700.000 empleos más y en Málaga en torno a los 130.000", si el Partido Popular vuelve a gobernar el país, claro. Lo único que les interesaba a los niños era el ejemplar de casi 50 kilos de tortuga boba (Caretta caretta), ya recuperado de los problemas de flotabilidad provocados por la ingesta de un tapón y otros plásticos. y su paseo en barco.

Y mientras, la vicepresidenta en funciones, tan emocionada con el efecto de las políticas económicas populares en la provincia, llegó a afirmar que "seis de cada cuatro malagueños que perdieron durante la crisis su empleo lo han recuperado". Aunque un instante después el baile de cifras quedó aclarado: "De esos 137.000 malagueños que se quedaron en paro durante la crisis 77.000 ha encontrado un puesto de trabajo", concretó. "¿Por qué podemos afirmar que estas cifras pueden conseguirse?", se preguntó a sí misma, para contestarse: "porque ya hemos hecho una parte, la más difícil y la más importante".

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, centró su discurso electoral en criticar la gestión de "la señora Díaz [Susana Díaz]" como presidenta de la Junta de Andalucía, con muchas expectativas pero muy poca realidad", aseguró. Por lo que hizo un llamamiento "a todos esos votantes socialistas de buena fe", para que "reflexionen si su voto no va a servir para apuntalar en la Moncloa a Pablo Iglesias". "Andalucía nunca ha sido extremista ni radical, siempre ha sido moderada y la moderación, la centralidad, la representa sin lugar a dudas, por las acciones y los hechos, el PP", concluyó.

Sáenz de Santamaría estuvo además acompañada del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el subdelegado provincial, Miguel Briones; el presidente de la Diputación y del PP en Málaga, Elías Bendodo; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; y la diputada y cabeza de lista del partido al Congreso, Carolina España,

Desde el Crema -centro colaborador de la Consejería de Medio Ambiente- aseguraron ayer que también habían invitado a la Junta de Andalucía a la suelta de la tortuga, pero que el delegado provincial de Medio Ambiente, Adolfo Moreno, se había excusado a última hora por enfermedad, aunque sí que se esperaba que asistiera el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo. El mismo, preguntado al respecto una vez concluyó el paseo en barco, dijo, sin embargo, desconocer tal invitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios