Unidos Podemos mete en campaña el conflicto de la cementera de Alcalá

  • La formación defiende ante los vecinos la opción "del compostaje de los residuos" ya que la incineración dede ser "la última opción"

Comentarios 1

La candidatura de Unidos Podemos al Congreso de los Diputados por Sevilla visitó ayer Alcalá de Guadaíra, para prestar atención al conflicto iniciado en la localidad a cuenta de la idea de la dirección de la planta cementera de Portland Valderrivas, de incinerar derivados de residuos no peligrosos para su uso como combustible. El asunto ha motivado no pocas movilizaciones y la creación de una plataforma ciudadana. Mientras la empresa tiene el visto bueno de la Junta de Andalucía para modificar su autorización ambiental integrada (AAI) de cara a la incineración de derivados de residuos no peligrosos, el Ayuntamiento alcalareño impulsó una modificación puntual de sus normas urbanísticas para establecer unas "distancias mínimas" entre las actividades industriales que "utilicen residuos como combustible alternativo" y las "zonas de suelo urbano o urbanizable". En concreto, esa distancia mínima sería de "dos kilómetros".

De cualquier modo, Auxiliadora Honorato, número dos de Unidos Podemos al Congreso por Sevilla; Teresa García, número uno al Senado por Sevilla; y Alejandro Aguilar, número nueve al Congreso por Sevilla, visitaron el municipio para "conocer sobre el terreno esta realidad y mantener una reunión para escuchar las preocupaciones de la plataforma" sobre "las graves consecuencias que para la salud de las personas del entorno suponen estos niveles de contaminación".

Según los ecologistas, que han promovido toda una campaña social en contra de esta medida gracias a la revisión de su autorización ambiental integrada, la planta cementera contará con disposición de incinerar 292.000 toneladas de residuos al año para su uso como combustible. "Esa cantidad supera a los residuos que procesan todas las cementeras de Andalucía juntas", dicen los ecologistas, que avisan de "emisiones a la atmósfera", con sus correspondientes consecuencias en un área densamente poblada, en la primera corona del área metropolitana de Sevilla.

Honorato destacó que "hay alternativa a la incineración mediante la reutilización y el reciclaje, desarrollando así una economía circular, porque no debemos seguir utilizando tecnología del siglo XIX para problemas del siglo XX". Por su parte, el candidato y representante de Equo declaró que "son necesarias nuevas políticas para que se cumplan las directivas de la Unión Europea y cumplir, además, el principio de precaución protegiendo la salud de los trabajadores y vecinos, creando además puestos de trabajo en la comarca".

Para Aguilar "este problema de incineración en la comarca de Los Alcores está directamente relacionado con el modelo económico y productivo vigente en nuestra sociedad, que se caracteriza por poseer una estructura industrial y doméstica despilfarradora e ineficaz".

Mientras, el candidato número tres de Unidos Podemos por Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, aseguró que "se respira ambiente de cambio" político, tanto en las ciudades como en los municipios de la provincia, y apostó por dejar a un lado la "precariedad y la corrupción" con el PP y poner la economía "al servicio de la gente". "Estamos en la recta final. Estamos cerca del 26 de junio, cerca del cambio", recalcó Bustamante, que señaló que la gente está transmitiendo "mucha ilusión" a su formación durante su visita a muchos puntos de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios