Zoido se consolida en sus distritos a costa de C's

  • El PSOE mantiene los mismos feudos que en 2015 La coalición de izquierdas apenas supera los votos de Podemos en solitario

La historia se repite. La radiografía da el mismo resultado. El Partido Popular vuelve a ser la fuerza política más votada en Sevilla capital, alzándose con la victoria en siete de los once distritos, los mismos que en las elecciones generales de 2015 y 2011. No obstante, los populares recuperan algunos de los votos que perdieron en diciembre a favor de Ciudadanos (C's) en distritos como Bellavista-La Palmera, Casco Antiguo, Los Remedios y Nervión.

Tanto populares como socialistas conservan sus bastiones tradicionales, cuatro en el caso del PSOE. La principal diferencia con respecto al 20-D es que el PP consolida su hegemonía y aumenta la distancia con respecto a la segunda fuerza más votada en distritos como Bellavista-La Palmera, Los Remedios, Casco Antiguo, Nervión y Triana. El incremento de votos en estos barrios se sitúa en torno al 5%.

Los populares también ganan ventaja en San Pablo-Santa Justa. Mientras que en diciembre la diferencia de votos con el PSOE fue de apenas un 1,6%, siendo éste el distrito más disputado de Sevilla, ahora el PP aventaja a los socialistas en cinco puntos porcentuales.

El PSOE -que mantiene Cerro Amate, Este-Alcosa-Torreblanca, Macarena y Macarena Norte- también araña algunos votos a Podemos e Izquierda Unida, ahora bajo la coalición de Unidos Podemos. No obstante, a diferencia del PP, este aumento de votos no supera el 2%.

La formación morada vuelve a ser la segunda fuerza política en tres de los distritos tradicionalmente socialistas, donde en diciembre irrumpió con fuerza: Cerro-Amate, Macarena Norte y Este-Alcosa-Torreblanca. Aunque, en este último, apenas un 1% le separa del PP, que gana adeptos en este distrito. 

Al igual que ocurrió en las elecciones anteriores, el partido liderado por Pablo Iglesias se impone al PSOE en el Casco Antiguo y se sitúa en segunda posición. En diciembre, los socialistas cayeron hasta la cuarta posición en este distrito, detrás incluso de Ciudadanos. En esta ocasión, recuperan casi 400 votos y adelantan a la formación de Albert Rivera.

La coalición de izquierdas consigue en estas elecciones prácticamente los mismos votos que Podemos en solitario en 2015. Los votantes de IU y Equo, quinta fuerza política en la ciudad hasta ahora, apenas suman.

A Ciudadanos, por otro lado, le cuesta mantener los datos que cosechó en 2015, cuando en distritos como Nervión obtuvo un 90% más de votos que en las municipales de 2015. La formación naranja se mantiene en este barrio como segunda fuerza política, pero con apenas 500 votos más que los socialistas. Lo mismo ocurre en Los Remedios y en Bellavista-La Palmera, donde pierde más de un 2% de los votos con respecto a diciembre.

Estas elecciones consolidan la debacle de Unión, Progreso y Democracia. En 2011 esta formación fue tercera fuerza política, pero en 2015 cayó hasta la séptima posición en nueve distritos, situación que se repite. El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma) supera  a UPyD en todos los distritos, y Vox en siete de ellos.

La participación en estos comicios ha sido menor que en diciembre. En todos los barrios la abstención ha subido. Cerro-Amate, Este-Alcosa-Torreblanca y Macarena Norte fue donde más disminuyó la participación, concretamente alrededor de cuatro puntos. En Nervión y Los Remedios también subió la abstención, situándose en torno al 21% y al 19%, respectivamente, un punto más que en 2015 y 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios