Del drama de los desahucios a las tasas y becas universitarias

  • El PSOE propone crear una oficina central que aglutine las iniciativas en materia de vivienda

Surfear la ola de la crisis es una actividad deportiva habitual en toda campaña que se precie. El drama de los desahucios entró con fuerza por vez primera en una carrera electoral -la catalana- hace cuatro años (tras conocerse la noticia del suicidio de una mujer que iba a ser desahuciada en Barakaldo) y, desde entonces, los partidos aprovechan la coyuntura plebiscitaria para mostrar sus propuestas en esta materia.

Una de las que el PSOE plantea para Huelva es exportada. Ya funciona en algunos ayuntamientos gobernados por los socialistas aunque aquí tendría otras particularidades. Se trata de una oficina antideshucios que, en este caso, aglutinaría todas las iniciativas de ayuntamientos y comunidades autónomas en materia antidesahucio.

Así lo explicó ayer el candidato al Senado, Manuel Guerra, quien también aseguró que su formación pretende reformar la ley de segunda oportunidad "para defender a las familias ante la posición dominante de los bancos". A todo esto, el socialista sumó la elaboración de un plan cuatrienal que aporte soluciones al alquiler y la rehabilitación de viviendas, y que incluya la creación de parques públicos de viviendas que se podrán financiar a través de líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

De las promesas electorales en materia de vivienda, los socialistas pasaron a las de educación. Así, el candidato al Congreso de los Diputados, José Juan Díaz Trillo, abogó por "recuperar" los 10.000 millones de inversión en las universidades públicas que "se han perdido" bajo el Gobierno del PP durante los últimos cuatro años y por un sistema justo de tasas y becas que se asemeje al que han puesto en marcha en Andalucía.

Tras una reunión con directivos de la sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, el socialista reprochó que durante la última legislatura "las tasas han subido, las becas han bajado y la inversión pública ha disminuido en 10.000 millones" de euros. Además, según datos aportados por Díaz Trillo, hay 5.000 profesores menos y 6.000 investigadores se han tenido que ir a trabajar al extranjero, de ellos unos 600 pertenecientes a la provincia de Huelva.

Para el socialista, el PP tiene una "agenda oculta" que es la privatización del sistema de universidades, mientras que desde el PSOE abogan por un sistema público con la convicción de que "crecimiento, cohesión y conocimiento van de la mano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios