"Las encuestas nos van a servir para movilizar a nuestro electorado"

  • La número uno del PSOE insiste en que la posición de su partido es no permitir un Gobierno del PP Confía en el efecto rebote tras el giro político en la capital

-¿Valora la posibilidad de que haya unas terceras elecciones?

-La gente no las entendería. No podemos ir a unas terceras elecciones y repetir la partida hasta que salga lo que algunas fuerzas políticas pretendan. El resultado que nos dieron el 20 de diciembre era ya un mandato a los partidos políticos de que debíamos entendernos, pero desde el diálogo y desde el consenso hay que acabar con esta inestabilidad política que hay el país.

-¿Nota en el ambiente una sensación de hartazgo generalizado?

-Menos de lo que me esperaba, ni la gente ni tampoco las fuerzas políticas, al menos algunas, teníamos ningún interés en unas nuevas elecciones. Yo pensé que iba a haber más hartazgo, pero es verdad que a medida que pasa el tiempo percibes que no ha quedado otra que ir a una campaña electoral y en ello estamos inmersos.

-Si las encuestas no fallan mucho, todo apunta a que el PSOE tendrá la obligación de ponerse de acuerdo con otra fuerza para formar Gobierno.

-La única fuerza política que tiene la capacidad de articular un Gobierno de cambio y de consensos desde el diálogo es el PSOE. Hemos visto durante estos cuatro meses y medio que desde los extremos no se ha intentado articular ningún cambio en este país. Por un lado el PP está solo, ya demostró con el no que le dijo al rey que no tiene capacidad en absoluto de dialogar con ningún partido. El PP está recogiendo lo que ha sembrado en los cuatro años de rodillo, así que o tiene mayoría absoluta, que no la va a tener, o no puede dialogar con nadie.

-Lo que sí se le está pidiendo al PSOE es más claridad de cara a posibles pactos, ¿son dudosas las intenciones de su partido?

-En absoluto, el PSOE lo tiene claro. Nosotros hicimos un acuerdo en el comité federal en el que se decidió por activa y por pasiva que no íbamos a permitir ningún Gobierno del PP, ni con la abstención ni con el voto favorable. Lo digo porque, tras estos cuatro años, estamos en articular ese Gobierno de cambio que dé respuestas a la ciudadanía.

-Estamos en la recta final de la campaña, ¿todavía se puede movilizar al electorado indeciso?

-El PSOE en esta campaña se ha ido creciendo con el rodaje. Insisto en que en nuestra gente no percibo el hartazgo que pensé que íbamos a notar. Lejos de lo que dicen las encuestas, lo que creo es que realmente van a servir como revulsivo para movilizar a nuestro propio electorado.

-En Granada, el 20-D se decidió por menos de 700 votos, ¿cree que el vuelco político en la capital les puede ayudar para ser la opción más votada en la provincia?

-Yo confío que en Granada se vive otra alegría por parte de la ciudadanía y también de nuestros simpatizantes y militantes. Llevamos poco tiempo en la Alcaldía, pero el PSOE ha devuelto alegría, ilusión y esperanza a muchos granadinos, y creo que eso se va a trasladar a las urnas. Y, paralelamente, lo que ha vivido el PP en el Ayuntamiento de Granada debe causarle mucho estupor y mucho bochorno a muchos de sus militantes y debe reflejarse también en las urnas.

-Se habla mucho de la fractura generacional, ¿cómo puede convencer el PSOE con su argumentario de las conquistas sociales a un joven totalmente desencantado con el sistema?

-Hemos vivido unos años en los que más de 5.000 jóvenes han sido expulsados de las universidades y numerosos jóvenes han tenido que salir fuera de España a buscarse una oportunidad y convertirse en mano de obra cualificada y barata dentro de Europa. Es muy triste. Un país no se puede permitir dilapidar el capital humano que se ha formado con una inversión pública que se ha hecho para que estén dentro de nuestro país, aportando a nuestro sistema de producción. El retorno del talento es una apuesta del PSOE. Además, hemos preparado un plan de choque para parados de larga duración que son principalmente mayores de 45 años, jóvenes y mujeres sin cualificación, y queremos también potenciar la FP porque es formación para el empleo y nos iguala con Europa.

-En la provincia, una de las mayores preocupaciones es el aislamiento ferroviario, ¿el soterramiento en una primera fase es compatible con la urgente llegada del AVE?

-Son dos cosas que hay que trabajar conjuntamente, y aquí hay muchos años que nos llevan engañando. Aquí había un proyecto, el que estaba ejecutando el PSOE, para que el AVE llegara soterrado a la ciudad, con una estación digna, con la variante de Loja, electrificado y con doble ancho de vía. Un AVE de verdad. Y el PP dilapida esa proyecto, lo aparca con la promesa de que llega de inmediato y lo aceptamos a regañadientes con la premisa de que siga trabajando en paralelo. Y al final ni una cosa ni la otra. Hace ya cuatro años que se desvirtuó el proyecto y el AVE no llega a la ciudad. Y además hemos cortado todas las conexiones ferroviarias y vamos para 15 meses. No queremos que se paralicen las obras, pero sí que se vaya trabajando de forma paralela en esa segunda fase del AVE a la que nunca hemos renunciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios