La tormenta por el 'Brexit' continúa y revierte el rebote matinal del Íbex

La Bolsa española, tras un inicio de jornada que apuntaba al rebote, sucumbió finalmente a las pérdidas que han reinado en Europa por el Brexit y cayó el 1,83% en una sesión postelectoral en España a la que, si se suman las pérdidas del viernes, se llega a un retroceso del 13,95%.

Esto traducido en millones, significa que el mercado nacional ha perdido unos 64.700 millones de euros de capitalización en solo dos sesiones.

El pasado viernes, la Bolsa española se desplomó un 12,35% en su peor sesión de la historia, y ayer se dejó 142,20 puntos, el 1,83%, hasta 7.645,50 puntos, mínimos de hace tres años. En lo que va de año, las pérdidas acumuladas se elevan ya al 19,89%.

Pese al mal dato registrado, el selectivo español fue uno de los índices europeos que mejor ha logrado aguantar la volatilidad generada por la decisión a favor del Brexit, en comparación con Milán (-3,9%), París (-3%), Francfort (-3%) y Londres (-2,6%), si bien también fue uno de los que más acusaron el impacto al día siguiente del referéndum británico.

Con el retroceso de ayer, la Bolsa española mantiene la tendencia bajista que ha registrado siempre en una jornada postelectoral, ya que, a excepción de un año, el mercado ha caído de forma generalizada tras los comicios, independientemente del ganador.

Sólo subió en una sesión postelectoral, en octubre de 1989, tras los terceros comicios de los cuatro que ganó Felipe González.

Tras las elecciones, en las que el Partido Popular aumentó su victoria, aunque con un apoyo insuficiente para formar Gobierno, la Bolsa española comenzó la sesión de ayer con un rebote de más del 3%.

De esta manera, el mercado nacional aplaudía el resultado de los comicios y recuperaba parte de las importantes pérdidas que registró el pasado viernes, afectado por la decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea.

Aunque en la primera parte de la jornada el Íbex 35 consiguió desligarse de Europa, ya a media sesión cotizaba en negativo, contagiado por la tendencia a la baja que de nuevo vivía el Viejo Continente.

Los mercados europeos volvieron ayer a sumar importante pérdidas en una sesión en la que aerolíneas como IAG y la banca han vuelto a ser los sectores más castigados.

Sólo la banca española ha perdido en dos sesiones -viernes y ayer- unos 27.345 millones de euros de capitalización.

La decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea siguió afectando a la libra, que amplió las caídas que registró el viernes, cuando se desplomó a niveles mínimos de 1985.

Al cierre del mercado español, la libra caía más, hasta 1,32 dólares, en tanto que el euro bajaba a 1,10 dólares.

De la misma manera, el precio del crudo Brent -el de referencia en Europa- se situó en 47,21 dólares frente a 48,41 del viernes.

Los expertos consultados por la agencia Efe consideran que los mercados seguirán registrado volatilidad y un tono negativo, influenciados por el Brexit.

Serán meses de incertidumbre según los expertos, que no obstante, descartan una nueva crisis de deuda soberana como la acontecida entre 2011 y 2012. Lo que sí esperan algunos expertos es una corrección del entorno del 10% en el mercado europeo a medio plazo y una depreciación de la libra del 15%, unos porcentajes que a corto plazo podrían ser mucho más elevados.

Teniendo en cuenta estas hipótesis, los expertos apuntan a que, en un entorno de rentabilidades bajas, la deuda pública volverá a servir de activo refugio.

Pese a todo ello, en Asia, los principales mercados se decantaron ayer por el rebote, ya que Tokio, que el pasado viernes se desplomó casi un 8%, subió ayer el 2%.

Por su parte, el índice general de la bolsa de Shanghái, el principal indicador de los parqués chinos, también subió el 1,45%.

Pese a las nuevas tensiones que ayer causó el Brexit en el mercado, la prima de riesgo española cayó a 157 puntos básicos y se situó por debajo de la italiana por primera vez desde hace casi un año.

El rendimiento del bono español a diez años se redujo al 1,44%, y el alemán, el considerado el más seguro de Europa, ha terminado en mínimos históricos en tasas negativas del 0,116%.

Dentro del selectivo español, la mayoría de grandes valores del Íbex 35 registraron pérdidas, ya que Santander cedió el 2,48%; Repsol, el 2,06%; Inditex, el 1,68%; BBVA, el 1,67%; y Telefónica, el 0,92%; mientras que Iberdrola ganó el 2,82%.

De nuevo, el valor más penalizado fue IAG, una de las compañías españolas más ligados a Reino Unido -es fruto de la fusión de British Airways e Iberia-, que ha perdió el 17,94 %.

Por el contrario, Bankia se ha erigió como el mejor valor de la sesión con un avance del 6,86%, hasta los 0,607 euros, seguido de Merlin (+5,82%), Endesa (+5,04%), Red Eléctrica (+3,47%) y Enagás (+2,94%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios