Clave de Sur

El vaticinio de empate prioriza más a Andalucía

  • El macrosondeo otorga 20 escaños tanto a PSOE como a PP en la región, en favor de Unidos Podemos.

Comentarios 5

SI quedaba alguna duda de que la batalla por el voto en Andalucía iba a ser crucial en esta campaña electoral que se estrena hoy, el macrosondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) las despeja todas: PSOE y PP empatarían a escaños y lo que pierden respecto al 20-D se lo lleva Unidos Podemos. La encuesta no desvela cuál de los dos grandes partidos quedaría por delante, al no ofrecer datos por comunidades, sino sólo proyección de escaños por provincias.

El PSOE ganó las generales en Andalucía en diciembre por poco más de cien mil votos, por lo que el margen es estrecho. Las variaciones de escaños que planea el CIS en la comunidad apuntan a que el socialismo quizás mantenga el banderín de partido más votado en Andalucía, pero va a estar muy disputado.

Al menos la previsión del macrosondeo queda lejos de la pretensión socialista de abrir más brecha con el PP. Lejos de subir la distancia a tres escaños, como aspiraban, perdería el que le mantiene por delante y empatarían a veinte en el conjunto de la comunidad autónoma. Porque ambos tendrían, de confirmarse el sondeo, menos representación que hace seis meses.

El PSOE de Susana Díaz perdería un escaño en Almería (a favor del PP), otro en Jaén (que sacaría Unidos Podemos) y un tercero en su gran feudo, Sevilla (que ganaría Unidos Podemos). El balance son dos menos.

Los populares de Juan Manuel Moreno Bonilla también bajarían: uno en conjunto. Perderían uno en Granada que iría a Unidos Podemos y otro en Huelva en favor de Ciudadanos. Pero le quitarían uno al PSOE en Almería.

Unidos Podemos revalidaría los diez escaños del partido morado en diciembre y sumaría otros tres: Granada, Jaén y Sevilla. La coalición con IU le ayuda reducir la fuerza del bipartidismo en la única comunidad relevante que aún mantiene en cabeza a PSOE y PP.

Y Ciudadanos logra la suma cero al conseguir los mismos ocho escaños que tenía hasta la disolución de las Cortes. Porque el que perdería en Málaga lo compensaría con uno en Huelva que no obtuvo en diciembre.

Andalucía y Extremadura fueron las únicas comunidades en las que en las últimas legislativas el PSOE fue la primera fuerza, en votos y en escaños. El CIS no le garantiza eso a día de hoy en ninguna de las dos: empata en escaños con el PP en ambas.

Ante este panorama, la batalla por Andalucía se torna más decisiva. Y asegurar escaños en sus ocho provincias, todavía más prioritario de lo que ya lo era antes del mapa dibujado ayer por el CIS.

Una de las primeras consecuencias de este vaticinio es que, probablemente, Susana Díaz redoble los esfuerzos que ya tenía previstos para esta campaña. Tendrá que echarse a la carretera casi como si fuese ella el cartel electoral. Porque aquí no sólo se está jugando la propia batalla electoral, sino qué ocurrirá después de que los españoles vuelvan a votar.

El sondeo viene a confirmar que la postura inicial de diciembre de Susana Díaz de que el PSOE se quedase en la oposición era acertada. Mucho más que el empecinamiento de Pedro Sánchez por intentar ser investido sin los apoyos suficientes y de negarse tras fracasar su investidura a dejar gobernar al PP en minoría y evitar otras elecciones. Ese segundo error, mayor que el anterior, deja al PSOE, de confirmarse el sorpasso, en peor situación que haberse quedado al frente de la oposición, como defendía la presidenta andaluza en primera instancia. Díaz necesita un buen resultado en Andalucía. En primer lugar para intentar evitar o al menos aminorar el crecimiento de Unidos Podemos. Y en segundo lugar, porque si Andalucía también empeora su resultado respecto al 20-D también recibiría miradas de censura.

También Moreno Bonilla habrá de emplearse a fondo, porque toca con los dedos volver a poner al PP como el primer partido andaluz, lo que le impulsaría para las próximas autonómicas.

Podemos aminoraría su imagen de que en el Sur no convence como en las otras grandes comunidades autónomas. Y C's parece no sufrir desgaste por su apoyo al PSOE desde hace un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios