El Rocío

V de Villamanrique... y de Valencia

  • El levantino Vicente Calabuig es el hermano mayor de la corporación manriqueña del Rocío

"Estamos en los siete escalones que abren la puerta del cielo". Vicente Calabuig alude a la escalera de la iglesia de Santa María Magdalena. Sabe, a pesar de ser valenciano, donde está y el cargo que ostenta: Hermano Mayor de la Hermandad de Villamanrique de la Condesa. Un lugar privilegiado en el que sólo se puede estar un año y que él lamenta porque "queda muy poco de mandato" y porque "ha sido un año maravilloso".

Calabuig, que llegó hace 15 años a la localidad sevillana por motivos laborales, asegura que "los corazones de los manriqueños tienen la culpa de que yo esté aquí". La buena acogida que le dispensó el municipio hace que venga cada vez que puede aunque viva en Valencia, pues reconoce que en Villamanrique "me engancharon las emociones y los sentimientos".

Su primaIsabel Solís fue una de las artífices este nombramiento, pues lo convenció para ocupar la vacante que había para este año. Vicente aceptó y se alegra de haberlo hecho pues "las expectactivas han sido superadas" y hasta ha pedido una prórroga. El de 2018 será un camino inolvidable para él, aunque su petición a la Virgen del Rocío no cambie: "salud para mí y los míos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios