La rotura de un varal firma un capítulo más de larga lista de curiosidades rocieras

  • La Virgen del Rocío estrenaba manto. Por primera vez, las hermandades la despidieron en su ermita.

Comentarios 0

La rotura de un varal del paso de la imagen de Nuestra Señora del Rocío en la mañana de este lunes se une a la larga lista de curiosidades que una devoción milenaria como la de la Blanca Paloma ha ido atesorando a lo largo de los años. 

El famoso varal ha pasado a la historia, como también lo ha hecho el pañuelo del primer rociero que se subió al paso a las ocho de la mañana e intentó anudarlo para que no se moviese o lo hiciese lo menos posible. 

Aunque sin pretenderlo, ese pañuelo puede pasar a ser considerado como una reliquia más de la Virgen, un objeto precioso más de una imagen que este año ha estrenado nuevo manto, y que ha visto por primera vez en su historia como las hermandades se despedían de ella en su ermita ante la imposibilidad de visitarlas en sus casas. 

La romería de este año ha dejado algunas imágenes más para la historia, como la de un buey suelto por la ermita que estuvo campando a sus anchas hasta que fue "convencido" para volver a su cuadra, o la del médico italiano que salvó la vida a un peregrino segoviano de la Hermandad de Huelva, cuando el azar quiso que sufriese un infarto muy cerca de él. 

Los siglos de devoción rociera dan para muchas anécdotas, como la de la fundación de la hermandad de Coria, la única amadrinada por la Hermandad Matriz almonteña, ya que para pertenecer a la lista de filiales, 108 en la actualidad, no es obligatorio ser amadrinada por otra Hermandad ya Filial pero es una tradición ser presentada por otra más antigua, y la de Coria del Río, fundada en 1849, ha sido la única amadrinada por la Hermandad Matriz de Almonte. 

A pesar de que este año, hoy día 13 (para los supersticiosos), pasa a la historia el día de la primera procesión suspendida, aunque en 1919 fue al contrario, ya que fue el único año de la historia en que la Virgen del Rocío salió dos veces de su Ermita a hombros de los almonteños en plena Romería y con tan sólo 24 horas transcurridas. 

La primera fue al ser coronada canónicamente, y un día después en la misma procesión (tal día como hoy) para visitar la aldea en la jornada final de su romería de Pentecostés. 

Ese mismo año, curiosamente, llegó a la aldea el primer rociero a la aldea en un automóvil, concretamente Antonio Leyva, médico de Sevilla, una costumbre que se fue extendiendo hasta tal punto que, en 1928, el Ayuntamiento de Almonte, para facilitar el acceso, ordenó una exploración de los caminos de Los Llanos, de Los Taranjales y del camino llamado de los Puertos o del Moralejo. 

Ya más reciente, mención especial merece el peregrino procedente de Sevilla que el 4 de junio de 2006 encontró en la aldea, en plena romería, una cartera que contenía, entre otras cosas, 1.040 euros, y se apresuró a entregarla a la Guardia Civil para que fuese devuelta a su propietario. 

Cuando la recogió, vio que guardaba un DNI, una tarjeta de la Seguridad Social y 20 billetes de 50 euros, uno de 20 y dos de diez euros, lo que sumaba un total de 1.040 euros. 

El año anterior, una mujer portuguesa tuvo que ser evacuada por la Guardia Civil y el Servicio de Emergencias Sanitarias 061 de la romería con síntomas de parto, y tuvo un niño que pesó 4,050 kilos, al que puso de nombre Aníbal, el del agente de la Guardia Civil que le ayudó en ese día.

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios