"Todos tenemos algo que decir y Eneso ayuda a que así sea"

  • Esther García es la fundadora de Eneso, la única empresa andaluza que participa en el programa BBVA Momentum, dedicada al desarrollo de tecnología y 'software' para personas con diversidad funcional

Esther García, de Eneso, única participante andaluza de Momentum Project. Esther García, de Eneso, única participante andaluza de Momentum Project.

Esther García, de Eneso, única participante andaluza de Momentum Project.

ENPATHIA es un headmouse, un ratón para controlar el ordenador con movimientos de la cabeza. Fue el primer producto desarrollado por la empresa Eneso y gracias a su existencia miles de personas sin movilidad pueden disfrutar de la navegación por internet, realizar sus trámites diarios o cualquier otra actividad que pueda realizarse ante un ordenador. Verbo es un sistema de comunicación alternativa y aumentativa (CAA) que permiten a las personas con dificultad en el habla conectar con los demás. También es un desarrollo de Eneso.

Usuario en una sala de estimulación sensorial. Usuario en una sala de estimulación sensorial.

Usuario en una sala de estimulación sensorial.

Estos son solo algunos de los dispositivos tecnológicos y software que han nacido del seno de esta empresa malagueña que encabeza Esther García, doctora en Ingeniería de Telecomunicaciones, que tras su paso profesional por la Universidad de Málaga, decidió dar un salto al ámbito privado y poner todos sus conocimientos al servicio de una actividad con alto reporte social. "Ninguno de los miembros de Eneso hemos tenido experiencias directas con personas con discapacidad. Sin embargo, a todas nos une la innata vocación por hacer algo realmente útil a través de la tecnología", narra Esther. Partiendo de este deseo común, y rastreando distintas parcelas, "nos dimos cuenta de que había un déficit importante de tecnología al alcance de las personas con discapacidad, en comparación con el enorme despliegue de dispositivos y herramientas que existen en el mercado". Así pues, en 2010, nació Eneso donde se diseña, produce y comercializa tecnología para personas con diversidad funcional. Y lo hacen en tres líneas de actuación: informática accesible, comunicación aumentativa y alternativa y creación de espacios multisensoriales. Después de miles de ratones adaptados vendidos, de cientos de altas de licencias de Verbo y de casi un centenar de salas de estimulación sensorial creadas, Esther se queda con el beneficio social que reporta su empresa. "Todos tenemos algo que decir y dar rienda suelta a nuestra necesidad de transmitir nuestros sentimiento o de expresarnos. Es emocionante ver cómo hijos con parálisis cerebral severa se comunican con sus padres o cómo personas sin apenas movilidad pueden acceder a todas las posibilidades que te ofrece un ordenador o una tablet", explica Esther.

Esta joven emprendedora de 35 años es la única representante andaluza de la presente edición de BBVA Momentum, iniciativa que premia con formación y mentorización en gestión empresarial a aquellos negocios que son ejemplo de emprendimiento solidario y comprometido.

En unos días, tras meses de aprendizaje en la escuela de negocios ESADE, Esther y el resto de elegidos deberán exponer sus planes de negocio ante inversores interesados en proyectos de alto impacto social en el Centro de Innovación de BBVA. "La gestión empresarial no es algo que abunde en los conocimientos del emprendedor social, sin embargo, es clave para que el valor social de tu empresa llegue al mayor número de gente", asegura la empresaria malagueña.

Un proyecto internacional. Esto, en lo que refiere a España, ya que BBVA Momentum se extiende a otros territorios, siendo en total 87 empresarios de cinco países los seleccionados para participar en la edición más global del programa de BBVA. La selección se ha realizado entre más de 700 candidaturas procedentes de España, México, Estados Unidos, Colombia y Turquía.

Las empresas han sido seleccionadas bajo un denominador común: su alto impacto social y su compromiso con la sostenibilidad. La mayoría (40%) desarrollan su actividad en el ámbito de la exclusión social y la educación; otro 18% actúa en la mejora del medio ambiente; un 15% se dedica a soluciones digitales; otro 15%, a iniciativas vinculadas a la salud. El resto opera en diferentes sectores de actividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios