Diego garrido 'dieguito'. Ex futbolista y bailaor

"Ahora los centrales de fútbol parecen modelos"

El ex futbolista y bailaor Diego Garrido 'Dieguito'. El ex futbolista y bailaor Diego Garrido 'Dieguito'.

El ex futbolista y bailaor Diego Garrido 'Dieguito'. / Manuel Aranda

Comentarios 1

-No para usted de bailar últimamente...

-Sí, parece que estoy de moda (risas). El otro día estuve en Utrera en el homenaje al cantaor Curro Fernández, el martes actué en el Festival de Jerez, hace unas semanas fui a Holanda, a Barcelona... En fin, no me quejo y estoy, como dice un amigo mío.

-Como futbolista usted era una persona de toque, y como bailaor, ¿cómo se define?

-A mí no me gusta definirme, pero sí que mi baile, por lo que dice la gente, tiene un sello propio. Puedo bailar por bulerías veinte veces pero cada una de ellas es distinta.

-¿Y qué opina del baile que se ve hoy día?

-Hoy hay mucha técnica, y hay muy buenos bailaores, pero yo soy más de arte. Es como el toreo, donde iba Paula y Curro no iban otros.

-Porque lo de bailar es casi como un hobby, ¿cuál es su día a día?

-Bueno, llevo muchos años trabajando en el Ayuntamiento de Jerez y, bueno, no me quejo. Luego, cuando me salen cositas para bailar las cojo, aunque no siempre.

-¿Qué era más difícil, salir a bailar a un teatro lleno o salir al Bernabéu o el Camp Nou?

-Uff, yo prefiero salir a bailar porque una vez que se levanta el telón y te dan las luces, ahí tienes que ponerte las pilas. Tú eres el que mandas, mientras que en el campo hay un equipo detrás. A mí me decían que yo bailaba con el balón y todo eso pero ponerte delante del público en un teatro no es fácil. Se me pone la cara blanca cada vez que voy a un sitio.

-¿Hay ahora menos arte en el fútbol que cuando usted jugaba?

-Yo creo que lo que falta es un poquito de pellizco. Ahora es todo muy metódico y a mí particularmente me gusta que la gente se equivoque. Hoy día parece que los futbolistas son máquinas, y eso antes no ocurría, porque había jugadores como Mágico González, por decir alguno, que eran más de inspiración. No digo que no haya genios, que sí los hay, pero como está todo tan controlado...

-¿Tanto ha cambiado el fútbol?

-Sí que ha cambiado. Mira, los centrales de antes, por ejemplo, eran como Falconetti, con una raja aquí y na más que te miraban, te imponía. Ahora hay muchas cámaras y se protege todo más. A mí me han dado patadas antes de salir.

-O sea que a usted le daban más patadas de las que le dan ahora a Messi...

-Antes te daban una... (risas). No hombre, ahora también le dan, pero como está todo tan controlado, ya no es como antes. Yo recuerdo que a mí en el túnel del vestuario ya me estaban avisando. Los tacos de hierro eran...

-Era todo más viril, ¿no?

-Cuando yo jugaba los centrales eran como jugadores de rugby americano, de puro músculo, y ahora los centrales parecen modelos.

-De todos con los que se enfrentó, ¿quién le daba más respeto?

-A mí, Migueli. Antes de empezar ya me estaba diciendo, "Diego, suéltala en el centro del campo". Además, tú estabas en el campo y lo escuchabas venir pa ti y era como un bum, bum, bum.... Tenía el 46 de botas, y sólo mirándote... Pero ese y todos, Arteche, Goicoechea, Ovejero, Sañudo del Santander que sólo le faltaba el hacha, venía de las montañas. ¡No veas cómo daba, Sañudo!

-¿Le hubiera gustado nacer treinta años después y ser futbolista hoy día? Porque ahora se gana más dinero que antes...

-Bueno, antes también se ganaba dinero, lo que pasa es que ahora cualquiera, sin hacer nada, ya gana un dineral.

-¿Están hoy día endiosados los futbolistas?

-Un poco sí, los futbolistas de hoy no tienen nada que ver con nosotros. Yo me lo he pasado muy bien jugando, no éramos golfos, pero estábamos (risas).

-Cuente, cuente....

-Mira, nosotros en el Cádiz, tres días antes del ascenso, nos íbamos a almorzar, pero sin el míster ni na. Una vez me llevé a mis compañeros a la Feria de Jerez, fuimos a la Peña Tío José de Paula y los jarté de habas con gambas y berza. No querían ni ir a entrenar... Ahora, luego en el campo dábamos la cara, porque con Milosevic corríamos, más que cuando se te pierde un niño.

-¿Tan duros eran los entrenamientos?

-Sí, aunque a mí Milosevic me decía, "Diego, ha venido usted con kilos, tendrá que venir por la tarde". Y yo estaba fenómeno.

-Hábleme de la Liga. ¿Cómo está viendo la Primera División?

-Creo que este año hay equipos que están ahí peleando, sobre todo el Sevilla, que es capaz, con el equipo que tiene, de pelearle el título al Madrid y al Barcelona.

-¿Y al Cádiz? ¿Cómo lo ve? ¿Podrá subir?

-Por ahora está ahí, pero Segunda División ya sabemos cómo es. Son 42 partidos y ya se sabe, ganas cinco partidos seguidos y te metes arriba pero luego tienes una mala racha, pierdes otros cinco y ya sabes. Es muy larga la competición, estamos en verano y están todavía jugando.

más noticias de ENTREVISTAS Ir a la sección Entrevistas »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios