Carlos Malo de Molina · Sociológo y presidente de Sigma Dos

"A Artur Mas le puede pasar como a Ibarretxe, que salió malparado"

  • Licenciado en Economía por la Universidad Complutense y uno de los más reconocidos sociólogos españoles. Es autor de libros de temática diversa, que van desde la sociología al humor.

Comentarios 2

-¿Puede haber sorpresas mañana en las elecciones del País Vasco y Galicia?

-No es probable. En general, estarán en la línea de lo que dicen las encuestas.

-¿En Galicia se espera una mayoría absoluta del PP?

-En la campaña, el PP ha crecido. Según los últimos datos, Mario Conde se ha desplomado y no tiene opciones, se quedará como extraparlamentario. El PP, con Núñez Feijóo, conseguirá la mayoría absoluta. También se espera que baje el PSOE y que pierda votantes el BNG. Sube IU, que se verá fortalecida.

-¿La mayoría del PP puede depender de un escaño?

-Eso pasaba hace un mes. La tendencia es que el PP ha ido a más en Galicia y se consolida.

-¿En el País Vasco ganará el PNV?

-El PNV ganará, y posiblemente con resultados mejores de lo esperado. Segundo será Bildu, que está perdiendo fuerza en los últimos días. El PSE de Patxi López pierde escaños, pero será la tercera fuerza. El PP podría ganar algunos votos y, sin embargo, perder un escaño en los restos, por la presencia de Bildu, que no estaba en las anteriores elecciones.

-Para gobernar en el País Vasco habrá que pactar.

-El PNV no llega a la mayoría absoluta. Es imposible.

-¿Qué repercusión tendrán los resultados en España?

-A nivel nacional, el PP saldría fortalecido si le va bien en Galicia. Los socialistas saldrían debilitados al perder en ambas comunidades.

-Si hubiera elecciones generales en estos momentos, ¿qué pasaría?

-Hay una situación complicada. Con los datos que se barajan en estos momentos, el PP ganaría con menos votos que la vez anterior. El PSOE está en una situación mala. Ganarían votantes los partidos pequeñitos y sobre todo IU. Pero todo eso puede cambiar.

-¿Dependerá de la crisis?

-Todo está condicionado por la situación económica. Si la crisis no se soluciona, el PP será castigado y puede serlo también el PSOE. Si la situación mejora, el PP se resarciría, y el PSOE no lo tengo claro, dependería de su actitud ante la crisis.

-¿Y si hubiera elecciones en Andalucía?

-No tengo datos.

-En Cataluña votan en noviembre. ¿Conseguirá CiU la mayoría absoluta?

-Creo que CiU no tendrá mayoría absoluta. Puede que ganen algún escaño más, pero sin llegar a la mayoría absoluta. Según los últimos datos, se repite el escenario de ahora. El PSC vuelve a bajar. Eso beneficia a la izquierda, a ICV, y a ERC. El PP parece que tiene tendencia a una subida.

-¿No cambiaría nada?

-Se repite el escenario. Podría pasar que CiU pactara con ERC, ya que entre ambos tienen la mayoría, para reforzar el proyecto independentista. Pienso que Artur Mas se ha equivocado.

-¿Por plantear la independencia de Cataluña?

-Fue un error estratégico. No le ha salido bien y lo peor es que tiene mala salida. Ha tenido un planteamiento cortoplacista para buscar una mayoría que quizá no consiga. Va a un callejón sin salida.

-Pero a Artur Mas se le ve ahora como un caudillo del catalanismo…

-Le puede pasar lo mismo que a Ibarretxe, que salió malparado. Mas, al plantear la independencia, puede dejar malparada a CiU. Se ha metido en una movida dura. Genera conflictividad social y no lo capitaliza. No preveo que cambie nada en Cataluña. Para CiU puede ser peor.

-¿Peor?

-Sí. CiU puede quedar peor que el Tripartito. El Tripartito endeudó a Cataluña, pero CiU la lleva al límite.

-Según Sigma Dos, la mayoría de los catalanes no quieren la independencia.

-En estos momentos no hay una mayoría a favor de la independencia en Cataluña, aunque hay un porcentaje considerable. Pero esa no es la clave.

-¿Cuál es entonces?

-La clave no está sólo en la opinión de los catalanes. Se plantea un proceso en el que deberían pronunciarse todos los españoles.

-Según las encuestas, en Escocia tampoco quieren la independencia.

-Si hubiera ahora un referéndum en Escocia no se aprobaría la independencia. Lo que pasa es que, si no se aprueba, se puede consultar más veces, como en Québec, y si una vez se aprueba, ya no se consulta más.

-¿Hay una moda independentista en Europa?

-Parece que algunos quieren ser independientes para sentarse en igualdad con Merkel o con Hollande, para ganar estatus. Hay un problema legal para aceptar territorios independizados o segregados.

-Publicó un libro sobre la infidelidad. ¿Va a más?

-Cuando escribí el libro, en España había 7,5 millones de hombres y 4,5 millones de mujeres que habían sido infieles en algún momento. En los últimos años, había aumentado; pero ahora, con la crisis, puede haber disminuido.

-¿La crisis también favorece la castidad?

-En la infidelidad, se parte de un componente de alegría y hasta de riqueza. Por ejemplo, en los viajes. Se viajaba mucho y eso favorecía la infidelidad. Ahora, como hay menos dinero, se nota en todo. En esta situación se quitan hasta las ganas.

-Hay crisis para todo.

-Hemos vivido en una situación de riqueza. Éramos ricos, pero vivíamos por encima de nuestras posibilidades, y ahora hay que reconducirnos, que es duro. Hay que pagar las alegrías.

-Pero siempre las pagan los mismos.

-Unos tendrán más responsabilidad, pero si se hacían piscinas, colegios, hospitales o autopistas era para todos. Se han creado órganos de poder con estructuras excesivas, pero las ventajas eran para todos.

-¿Algún dato positivo?

-Se aprecia que ahora los españoles son más conscientes de la situación. Hay protestas, pero es un pueblo racional. Una mayoría inmensa, hasta los manifestantes, no quieren que se desestabilice el país. Si salimos de la situación, se dará por válido todo el esfuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios