Caída de un balcón en la calle Tetuán

lLo que pudo haber provocado una tragedia quedó finalmente en susto y en la posterior expectación de los testigos. La caída de un balcón en la calle Tetuán, en pleno corazón de la ciudad, no alcanzó a ningún transeúnte, en parte por la hora a la que se registró el incidente, minutos antes de la apertura de los comercios. Quienes más cerca estuvieron de resultar afectados por el desprendimiento fueron dos personas que en ese momento pasaban bajo el edificio. El azar quiso que un cascote de gran tamaño fuera a parar al balcón de un piso inferior, lo que evitó una tragedia. Fueron estos transeúntes y empleados de los comercios cercanos que se disponían a emprender su jornada laboral los que alertaron del peligro. El tránsito estuvo suspendido durante dos horas, mientras los bomberos retiraban todos los restos del balcón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios