Lola con sus padres Marvi y Norberto

l Norberto y Marvi son una pareja más feliz, si cabe, desde que ayer asistieron al nacimiento de su primera hija. La pequeña Lola ha llegado al mundo después de nueve intensos meses de espera, de sueños y de ilusiones. Ha pesado 3,5 kilogramos y está sanísima. Esa es la mayor alegría para la familia. A partir de ahora le aguarda una vida entre algodones. Su padre le consentirá todo y su madre la mimará como a nadie en este mundo. Es lo más importante en sus vidas. Todos los compañeros de Diario de Almería felicitan a los flamantes papás y les desean toda la felicidad. Esperamos que la estancia en el hospital sea lo más corta y agradable posible y que pronto la pequeña Lola pueda disfrutar de su coqueto dormitorio que con tanto amor se ha preparado pensando en su bienestar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios