Masiva cita con los clásicos en el circuito

Miles de personas acudieron ayer al Circuito de Jerez tanto para disfrutar de las carreras de diferentes competiciones como de las actividades paralelas que se desarrollaron. El objetivo fue captar nuevos aficionados al deporte del motor y promocionar la imagen del circuito durante otras épocas del año ajenas al Mundial de Motos. González Byass cedió el catavino -que en su día donó el recordado piloto brasileño Ayrton Senna -al español Joaquín Folch, ganador de la prueba de F-1 histórica. Incluso los campeones de las carreras brindaron con fino de Jerez en vez de los tradicionales champán y cava. La concentración de vehículos clásicos concitó la atención de numerosos espectadores en el 'paddock' mientras la emoción en la pista la ponían los potentes bólidos del campeonato nacional de GT. En la imagen, aficionados contemplan ayer los clásicos del motor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios