Entrevistas

Melonares: siete años de larga espera

lEl pantano de Melonares, que acabó de construirse en la Sierra Norte de Sevilla en diciembre de 2007, dará de beber a la población de Sevilla y su área metropolitana en 2014. Para esa fecha se calcula que estará terminada la obra de las conducciones que llevarán el agua desde el embalse hasta el sistema de abastecimiento de Emasesa (El Carambolo), ya que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir reinicia este mes las obras con una inversión superior a los 41 millones de euros. El agua de Melonares viajará 60 kilómetros hasta Sevilla: primero (30 km) por el Canal del Viar mezclada con el agua de riego del Pintado, de la que se separa al llegar a un depósito con compuertas que deja salir más volumen de agua para beber. Otros 13 kilómetros va por una tubería nueva de 1,5 metros de diámetro y otros 16 por una tubería existente hasta El Carambolo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios