"El propósito era darle un baño de sangre a España para salvarla"

-¿Por qué ocurre el 18 de julio?

-Se adelantó un poco la fecha por los asesinatos del teniente Castillo y de José Calvo Sotelo los días 12 y 13 de julio, respectivamente. Algunos compañeros de Castillo se van desde el velatorio directamente a asesinar a Calvo Sotelo.

-Un crimen que recrea Muñoz Molina en su novela La noche de los tiempos...

-Todo ese periodo es de una gran intensidad narrativa. Prácticamente desde 1909, fecha de la guerra de Marruecos y de la Semana Trágica, hasta 1939.

-¿Las dos Españas fueron también geográficas?

-En el norte, Navarra y Álava, el golpe tiene seguimiento de masas en las huestes carlistas, organizadas de forma paramilitar en requetés. En el sur, el apoyo inmediato al golpe es muy reducido.

-La guerra dura tres días en Sevilla y tres años en España. ¿Verdad o leyenda urbana?

-En Sevilla dura una semana escasa. La Guerra Civil no se puede entender como una guerra convencional. En cada pueblo, en cada calle, en cada barrio hay un frente abierto y social. La guerra española es una guerra de exterminio por los dos bandos.

-A Blas Infante se lo llevan los falangistas y, sin embargo, tenía permiso de armas para defenderse de los pistoleros de la CNT.

-Unos escopeteros de Coria o de La Puebla fueron a su casa por un chivatazo del portero de la finca. Tenía permiso de armas porque había recibido amenazas de los cenetistas, competían por el mismo espacio de los jornaleros.

-Sanjurjo y Mola mueren en sendos accidentes y Franco en la cama. ¿Casualidad?

-Ya se sabe que en política hay que contar con algo tan irracional como el factor suerte.

-¿La relación entre Franco y Queipo hizo peligrar el golpe?

-Se detestaban mutuamente. Franco le profesaba una relación que más que respeto era miedo. Queipo era todo impulso; Franco, todo reserva y cálculo. Queipo le ofrece su lealtad a Martínez Barrio, que lo ve desquiciado, días antes, horas antes de ir a ofrecerse a Mola, con quien no se hablaba desde 1931. Cuando quiere, Queipo disimula, oculta, calla.

-¿No les unía nada?

-En 1924 los dos planean detener a Primo de Rivera cuando éste visita África. El dictador hablaba de cambiar Marruecos por Gibraltar.

-¿Por qué escribe Sevilla 1936?

-Tuñón de Lara le habló de mí a Milagros Martínez, la mujer de Pedro Laín Entralgo. Ella es la que me lo encarga. Las mujeres mueven el mundo, decía Balzac.

-¿Qué quería reparar?

-A su padre, el doctor Jesús Martínez, amigo de Pedro Salinas, lo fusilan en el barranco de Dos Hermanas. Lo supo porque el conductor del camión había sido paciente de su consulta de dermatólogo.

-¿Se ve ella entre dos frentes?

-La guerra la coge en Valencia con una niña de pocos meses. Sale de allí a la zona nacional buscando la paz y la civilización, y huye por Francia. En Irún se encuentra con Pedro Laín, que le da la noticia de la muerte de su padre. Con su sentido del humor, Milagros ve la parafernalia de los carlistas, los crucifijos, los corazones de Jesús, y les dice que comparado con eso la Santa Inquisición era un bautizo.

-¿Por qué el primer Gobierno se constituye en Burgos?

-En Sevilla con Queipo era imposible.

-¿Y en Madrid también?

-Franco demora la entrada en Madrid porque entonces Cabanellas se hubiera puesto al frente.

-¿Cómo se decanta Andalucía?

-Mola pone el acento en el norte, pero los resultados no son los esperados. Y deciden invadir la Península desde Marruecos.

-Una tradición histórica...

-Una incursión desde Marruecos para dirimir las diferencias internas de la Península. Tariq entra en 711 para apoyar a un líder visigodo contra otro. Lo mismo ocurrirá después con los almorávides, almohades y benimerines.

-¿Quién inclina la balanza?

-El protagonismo es de los comandantes y capitanes. Los altos mandos se mantienen al margen, hacen un doble juego. Tienen reciente el fracaso de la sanjurjada, que triunfó en los cuarteles, pero fracasó estrepitosamente en la calle. Cuesta Monereo, personaje clave, gris y discreto como Franco, ideólogo de la clase media y el orden público, aísla el centro de Sevilla de los barrios obreros.

-¿Dónde quedó el valor?

-El 18 de julio, Queipo huye a la raya de Portugal y esa noche está en un cine de Huelva. Franco llega a Sevilla el 7 de agosto y la marquesa de Yanduri le ofrece su palacio. Después se va o huye en avión a Cáceres. Horas después de que fusilen en la muralla de la Macarena a su amigo el general Campins, capitán general de Granada fiel a la República.

-¿Lee novelas sobre la guerra?

-Los novelistas deberían leer más historia y ponerse en el lugar del otro.

-¿Hay un ranking de crueldad entre Mola, Queipo y Franco?

-Hay diferencias de carácter o de currículum, pero su propósito es el mismo: dar un baño de sangre a España para salvar a España.

-¿Quién era el más político?

-Queipo. Quería a toda costa entrar en el Congreso por su afición a la retórica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios