"Si lo que querían era darnos un escarmiento, lo han conseguido"

-Tras ocho días en huelga de hambre, al final, se ha tenido que dar por vencido.

-¿Vencido? no. Aplastado por la maquinaria de la Administración sí, pero no vencido. La gente se ha debilitado y las autoridades deben tener al menos un gesto humano. Para entendernos, si pretendían darnos un escarmiento, aunque sea injusto, desde luego lo han conseguido.

-Es que es muy dura una huelga de hambre.

-No es por eso. Duro es, claro, pero es que veíamos que no conseguíamos resultados. Subdelegación no ha cedido para nada y la gente, mis trabajadores, andaban ya muy débiles. La verdad, se nota el desgaste y además, ten en cuenta que está haciendo mucho calor. Algunos de nosotros hemos sufrido mareos y otros tuvieron que dejar la huelga antes.

-¿No ha servido para nada?

-Yo pienso que sí ha servido. Hemos logrado repercusión en los medios, y hemos contado nuestras razones. Ahora creemos que es mejor recuperar fuerzas para abrir cuando se cumpla el cierre.

-Al final va a ser bueno no comer durante varios días.

-Bueno, te lo digo en confianza, como experiencia ha sido dura, pero a la vez aleccionadora y gratificante, sobre todo en el espíritu de grupo que se ha creado entre toda la plantilla.

-Y además se desintoxica uno.

-A lo mejor. Oye, de verdad. Te digo que hemos estado a base de ceregumil y líquidos, y ayer mismo por la tarde (el jueves), una vez desconvocada la huelga de hambre, comí y me parece que me pasé, tanto que he tenido pesadillas esta noche.

-¿No ha sido un gesto excesivo?

-Ni mucho menos. Cuando uno ve que se atropellan sus derechos y que le asiste la razón, saca energía de donde la haya para demostrar su inocencia y su dignidad.

-Pero vuestra movilización ha tenido una envoltura teatral.

-Bueno, habrá quien lo vea así, pero esto de teatral no ha tenido nada. Lo hemos hecho con absoluto rigor y convencimiento de que era una medida que además nos ha reforzado moralmente, porque tenemos la fuerza de la razón.

-¿Tanto jaleo por un chiringuito?

-Quizá sea que no es cualquier chiringuito. Son muchos años haciendo muchas cosas, luchando por la cultura, ofreciendo espectáculos de todo tipo en la playa de Zahara, y el respaldo social que tiene La Gata es importante.

-¿Le importa o le gusta hacerse famoso por una huelga de hambre?

-Preferiría que esto no hubiera pasado. Yo he venido a trabajar, no a hacerme famoso. Ser famoso tiene sus inconvenientes. Yo sólo lucho por mis trabajadores y por la supervivencia de mi empresa. Y por mi honor.

-Pero la fama ayuda, porque ser el hermano de Aitana le ha servido para dar renombre al chiringuito.

-Bueno, eso no puedo eludirlo, y además estoy muy orgulloso de mi hermana. Ella lleva su fama como puede. Que eso pueda ayudar a que lo que pasa en el chiringuito La Gata tenga más difusión, ya va en mi condición de hermano. ¡Qué le vamos a hacer!

-Su local es un local de famosos.

-Sí, pero será porque están a gusto. De hecho los tratamos fatal, ¡ja, ja! No, quiero decir que no hacemos distinciones ni les ponemos alfombras rojas.

-¿Es La Gata un chiringuito de pijos progres?

-Falso. Es un chiringuito ecléctico, para todos los públicos. Allí nunca se ha mirado el color ni la chapa de nadie. Intento que todo el mundo esté a gusto siempre. Y pijo, tampoco. Pijo será otra cosa. Mis padres eran profesores, muy comprometidos políticamente y nosotros somos gente sencilla y humilde.

-¿Se consume droga?

-En el local no se consume droga, nunca se ha consumido. Lo que pase fuera de los límites del chiringuito es competencia de las Fuerzas de Seguridad del Estado y responsabilidad de los ciudadanos privados, que si quieren consumirla en vía pública se tendrán que atener a las consecuencias. A mí me gustaría que las drogas blandas estuvieran despenalizadas, pero la ley dice lo contrario. Yo dentro de mi local no lo tolero.

-¿Y dónde acaba el local en un chiringuito playero?

-El local son 150 metros, que es lo que tengo concedido en dominio público por Costas. Más allá no es mi responsabilidad. Las acusaciones de cosas que han sucedido han ocurrido fuera de mi establecimiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios